Las fuertes y prolongadas lluvias que se registran en la zona norte de Ecuador pasan factura a dos familias de la comunidad San Francisco de la Rinconada, situada en la vía a Turubamba, en el cantón Otavalo.

Carlos López, comandante del Cuerpo de Bomberos, informó que un siniestro fue reportado a las 14:00 de este domingo 2 de mayo. Un deslizamiento de tierra provocó el desprendimiento de un árbol que cayó sobre dos viviendas.

Una de las casas fue sepultada por el desplazamiento de tierra y piedras, lo que cobró la vida de un adulto mayor, de 80 años. Mientras que la segunda fue taponada en un 40%; ventajosamente, a esa hora la familia Perugachi, que reside allí, no se encontraba en el interior.

Los Perugachi anoche preveían pernoctar en la casa de unos vecinos hasta que la maquinaria de los gobiernos seccionales evacúe la tierra, lodo, piedras y material vegetativo que enterró una parte de la infraestructura de su domicilio.

Personal de Bomberos debió efectuar el rescate del cadáver con base en el sistema de estructuras colapsadas, agregó López.

Mientras que en Ibarra, por segundo día consecutivo, las lluvias afectaron a varios barrios de esta urbe norteña.

Como consecuencia de las prolongadas precipitaciones, en la noche se produjeron varios incidentes por inundaciones en los sectores de Caranqui, El Tejar, El Retorno (Los Ceibos), La Florida y Terminal Terrestre, informó Fausto Vaca, vocero del Cuerpo de Bomberos de Ibarra.

En cambio, en la vía Ibarra-Lita un deslizamiento obstaculizó uno de los carriles de la calzada. Un gigante árbol cayó sobre la arteria. Personal y maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas y el GAD parroquial colaboraron en el retiro de la especie. (I)