Nelly Guerrero Álvarez era conocida en la península de Santa Elena por su cebichería que estaba cerca al malecón de Salinas.

Un negocio que nació como un pequeño emprendimiento y que con el paso de los años se expandió, ocupando una importante superficie en el centro de ese balneario.

Conocida como la Lojanita, al igual que el nombre que adoptó su negocio, Guerrero Álvarez murió este miércoles en un hospital de las afueras de Santa Elena.

Guerrero, de 68 años, llegó junto a sus padres y hermanos a la Península cuando apenas tenía 10 años. La muerte de su progenitor y de su hermana mayor, la llevó a trabajar desde muy joven junto a su madre con la venta de caramelos.

Publicidad

Tiempo después, tras comprometerse, fueron sus suegros peninsulares quienes le enseñaron a preparar el cebiche, al cual le puso su toque personal.

Con los cebiches primero laboró en la zona del mercado de Salinas y años después pudo adquirir el  terreno donde actualmente tiene su local.

Estaba asilada en el hospital Dr. Liborio Panchana debido a un cuadro complicado en su salud que se agravó en las últimas horas.

“Ella fallece por un paro cardiaco y porque tuvo un shock séptico que es un daño multiorgánico. Se le comprometieron sus órganos: el riñón, hígado, corazón. Ese es el informe que nos dieron”, dijo una de sus hijas.

Publicidad

Dada su popularidad, los medios locales habían estado pendientes de la evolución de su salud. Su familia había pedido oraciones para la que fue alcaldesa de Salinas entre 1996 y 2000.

Su incursión en la política fue de la mano del desaparecido Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE). Primero fue concejal y luego alcaldesa. Abdalá Bucaram, quien llegó a Carondelet en ese año, la impulsó para que postulara para ese cargo. Él la conocía, frecuentaba su negocio. La consideraba una amiga.

Su paso por la Alcaldía de Salinas no estuvo exento de sobresaltos y cuestionamientos. Tuvo que enfrentar un proceso por peculado ligado a un contrato durante su administración.

Al conocer de su deceso, Bucaram dedicó unos posteos en su cuenta de Twitter para reconocer la lealtad y amistad de la Lojanita. “Vuela alto querida Lojanita. La muerte traicionera nos despoja de lo que amamos, pero Dios te cobija en su gloria...QEPD”, escribió en la red social.

Publicidad

Tras su paso por la política, Guerrero volvió a enfocarse en su negocio. Ella, su madre y sus hijos eran conocidos porque trataban de atender personalmente a sus clientes.

La Lojanita llegó a incursionar con su cebichería en Guayaquil, aprovechando que muchos de sus clientes de temporada provenían de esta ciudad. Había comenzado a instalar food truck en las playas como Punta Carnero.

Con frecuencia, Guerrero posteaba en sus redes sociales fotos con artistas, políticos y talentos de pantalla que pasaban por su establecimiento en Salinas.

Políticos, emprendedores y dirigentes barriales comenzaron a expresar sus condolencias por su partida. Uno de ellos es el prefecto Daniel Villao.

Publicidad

Sus restos serán velados en la sala de velaciones Campo Santo Vida Eterna hasta el viernes. A partir de las 11:00 se dará el último adiós a Guerrero. La ceremonia religiosa será en la iglesia San Benito y luego llevada al cementerio de La Libertad. (I)