Una mujer que agredió a dos agentes civiles de tránsito (ACT) en Ibarra fue sentenciada y privada de la libertad por ocho días al ser encontrada culpable de este hecho; mientras que quienes le acompañaban fueron juzgados a cumplir cinco días de prisión por insultar a los uniformados.

Las agresiones intentaron evitar el procedimiento durante un operativo de control de estado de ebriedad que realizaba en esta ciudad la Empresa Pública de Movilidad del Norte (MOVILDENOR EP), responsable del tránsito en la región norteña.

El hecho ocurrió el pasado sábado, después de las 10:00, en las calles Eugenio Espejo y Rafael Sánchez. El vehículo en el que se movilizaban los implicados fue interrumpido y al percatarse uno de los agentes que el conductor tenía aliento a licor comenzó el procedimiento. Ante esto los acompañantes (una mujer y dos hombres) se bajaron del vehículo para obstruir el trabajo de los agentes de forma agresiva.

El uniformado pidió apoyo y llegaron dos compañeras quienes fueron agredidas verbal y físicamente por parte de las tres personas.

El informe señala que los hombres impidieron el procedimiento del agente y agredieron verbalmente a las uniformadas; mientras que la mujer lanzó manotazos y haló del cabello a las vigilantes, causando además un severo daño a uno de los celulares en los que grababan el procedimiento.

Al sitio llegó la Policía Nacional que procedió al arresto de los acompañantes del conductor, acusándoles de agresión a servidores públicos. En la audiencia de juzgamiento, Francisco Chacón, juez de la Unidad Judicial de Garantías Penales, dictaminó privación de libertad por ocho días a la mujer, por encontrarla culpable de agresión física, y sentenció a cinco días de prisión a los agresores verbales.

La sentencia fue dictaminada según el Artículo 394 del Código Orgánico Integral Penal por contravenciones de segunda clase que sanciona a quien maltrate, insulte o agreda de obra a los agentes encargados de precautelar el orden público en el ejercicio de sus funciones, con pena privativa de libertad de 5 a 10 días.

Los infractores deberán cancelar también una multa del 25% de un salario básico unificado y reparar integralmente a la víctima con el pago total del bien dañado (celular) afectado en la acción de tránsito.

Juan Manuel Mantilla, gerente general de MOVILDENOR EP, manifestó que la sanción sienta un precedente y pidió a la ciudadanía cumplir la ley y respetar al personal que vela por la seguridad y la vida de conductores y pasajeros. (I)