“Huānyíng lái dào zhōngguó” o Bienvenido a China, en español. Así, Zhang Tao, la cónsul de la República Popular China en Guayaquil, recibió este jueves a decenas de interesados en conocer cómo hacer negocios con el gigante asiático.

Qué requisitos debo cumplir para exportar o para importar desde y hacia China, necesito mucho o poco capital, qué proveedores debo buscar y en qué ciudades, cuánto debo pagar de aranceles, fueron las preguntas más reiterativas en la mayoría de los 50 stands que ofreció la ExpoChina Business 2022 que la Cámara de Comercio Ecuatoriana-China organizó, en el Centro de Convenciones de Guayaquil, para ayudar a emprendedores, pequeños, medianos y grandes empresarios a iniciar su camino al mercado Chino.

Cámara de Comercio Ecuatoriano-China: Ecuador debe aprovechar la balanza alimentaria negativa de China y colocar más productos

Esto en un contexto en el que China, según Zhang Tao, es por segundo año consecutivo el principal socio comercial de Ecuador. La diplomática destacó que el comercio bilateral entre ambas naciones se desarrolla actualmente con una tendencia equilibrada y sostenible, al señalar que, según estadísticas del gobierno chino, el volumen de comercio bilateral en el 2021 creció 44,5 %, alcanzando $ 10.940 millones. Mientras que desde Ecuador las cifras reflejan que el volumen del comercio bilateral llegó a $ 9.390 millones con un aumento interanual del 33,9 %.

“Solo en los primeros dos meses del año presente este volumen ya se acercó a $ 2.100 millones, un crecimiento de un 91 % con respecto al mismo periodo del año pasado. China figura como el primer destino, el más importante para las exportaciones de productos no petroleros del Ecuador y a la vez el mayor proveedor de las importaciones ecuatorianas”, destacó la cónsul, quien celebró el inicio del proceso para la firma de un tratado de libre comercio, que según ella ayudará a expurgar el potencial comercial de ambos países y promover un desarrollo sostenible, estable y diversificado del comercio bilateral.

Publicidad

Teodoro Benavides, director de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Quito, resaltó el creciente interés de empresarios y emprendedores locales por incursionar en el mercado chino e identificó algunas tendencias en auge como por ejemplo la de traer productos con costos reducidos, oportunidades y promociones, pero también desafíos como el poco conocimiento técnico sobre importar, en el caso específico de los emprendedores.

“No saben estimar bien los impuestos de importación, porque a pesar de que nosotros utilicemos al courrier como uno de los mecanismos de traer los productos, siempre hay un costo (...) esa pequeña importación igual tributa y está sujeta a la presentación de permisos y ahí es donde se le complica un poco el panorama porque se comienza a volver el tema un poco más técnico para el emprendedor”, explicó el experto, quien indicó que existe la posibilidad de contratar servicios externos, pero requiere de capital, algo que muchas veces el emprendedor no tiene.

El Comex da luz verde para el inicio de negociaciones de acuerdo comercial con China

Una opción, indicó Benavides, es que trabajen en compras conjuntas, es decir, crear asociatividad entre varios emprendedores. “El costo siempre es uno, que me cueste unos $ 500 el costo del transporte dividido para 5 emprendedores pues ya es solución y pueden diversificar en productos y formar una interesante empresa”, aconsejó el experto en comercio exterior.

Una de las empresas que en la feria ofreció asesoría para los pequeños empresarios y emprendedores fue Solari Consultores. Elena Solari, CEO de la firma, resaltó que la empresa tiene paquetes para que un emprendedor inicie la actividad desde cero.

Publicidad

“Con el 1 % de lo que tu vas a perder sin inteligenciarte antes, con ese 1 % tú pagas consultores para poderte decir todos los pasos que tienes que hacer. Como uno no sabe, va de forma independiente a cualquier ente de control, a veces contratas personas que te tramiten, etc., todo ese tipo de cosas te la evitas con nosotros y el costo realmente no es caro”, aseguró Solari.

Mientras, uno de los stand más concurridos, pese a no ofrecer asesorías, fue el de GAC Motor. Pedro Torres, gerente comercial de la firma, destacó que el interés se debe al repunte que los vehículos de origen chino generan en el mercado local, donde en pocos años la participación de los carros chinos pasó del 5 % al 33 %, debido a su relación costo beneficios en comparación con otras marcas tradicionales.

El stand de GAC Motor fue uno de los más visitados en la ExpoChina Business 2022. Foto: Ronald Cedeño  Foto: El Universo

El vehículo que más llamó la atención en el stand de la firma fue el Aion Y, un carro 100 % eléctrico. “Tiene una autonomía de 500 kilómetros y tiene un motor muy potente que entrega aproximadamente 180 caballos, equivalente a tener un motor 2.7″, sostuvo Torres.

Con 22.000 unidades vendidas en el 2021, marcas chinas expondrán nuevos modelos en dos ediciones de la Expo China Motors, en el 2022

También hay oportunidades e innovaciones para los exportadores. David Barriga, presidente de Asia Consulting, con sede en Bogotá, destacó la importancia y crecimiento que experimentan las exportaciones al gigante asiático a través de plataformas de comercio electrónico.

Publicidad

Barriga aseguró que China es el país del mundo que más importa y compra del extranjero a través de este tipo de plataformas, impulsados en gran parte por su política de Estado que promueve este mecanismo para dinamizar su economía.

Sin embargo, reconoció que en América Latina el desarrollo del ecommerce no es tan avanzado como el de China, que tiene una legislación especialmente diseñada para eso, que permite y facilita que productos extranjeros ingresen de manera más sencilla que los modelos tradicionales de exportación.

“Es una tendencia imparable, eso no tiene vuelta atrás. Para la pequeña y gran empresa que veía muy lejano o prácticamente imposible llevar sus productos a China, ahora lo puede hacer en unas condiciones de costo y de tiempo casi del 20 % menor a las exportaciones tradicionales, donde se tiene que tener un importador, un distribuidor, un representante, registrar la empresa, permisos, pagar impuestos”, explicó Barriga, quien destacó que hoy sin nada de estos trámites y con impuestos muchos menores, una pequeña o gran empresa pueda ofrecer sus productos de forma directa al consumidor final, ecosistema que se vería beneficiado con el posible acuerdo comercial entre Ecuador y China, en el que el experto recomienda que se cree también una legislación en Ecuador para fomentar esta herramienta.

Barriga abrió un ciclo de conferencias en la ExpoChina Business 2022 en el cual se abordaron varios temas referentes al comercio exterior con China; como los factores que se deben tomar en cuenta para ingresar al mercado, tema expuesto por José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Ecuatoriana de Exportadores de Banano (AEBE) o los secretos en la elección de proveedores expuesto por Benavides.

Publicidad

En cuanto a los productos que China busca, Barriga, reveló que se trata de productos diferenciados y muy locales.

“Nosotros no le vamos a vender un celular a China, buscan productos locales, productos de muy buena calidad, pero que sean muy autóctonos, un café especial del Ecuador, es un café especial del Ecuador, no lo producen en China; una artesanía, un licor, alcohol autóctono, son productos que generan algo que ellos no tienen allá”, explicó Barriga, quien aseguró que el consumidor chino considera que el producto extranjero es de mejor calidad. (I)