Cuatro puertos ecuatorianos tienen luz verde para volver a permitir el ingreso de cruceros con pasajeros a sus instalaciones tras una larga espera por la pandemia del coronavirus.

El ingreso de este tipo de embarcaciones y el desembarque de pasajeros estarán sujetos a lineamientos y protocolos aprobados por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

Antes del arribo, los cruceros deberán enviar el listado de los últimos cinco puertos en los que han estado y presentar el manifiesto de pasajeros y tripulantes con el esquema de vacunación completo, indicando específicamente quiénes tienen la intención de desembarcar.

Todo visitante que ingrese al país y que sea mayor de 16 años deberá presentar de manera obligatoria el carnet de vacunación contra el COVID-19 con al menos 14 días de vigencia después de completar el esquema; o, a su vez, el resultado negativo de prueba cualitativa RT-PCR en tiempo real realizada hasta 72 horas previas al embarque al Ecuador.

Publicidad

Además, los cruceristas deberán llenar la Declaración de Salud del Viajero y el capitán de la nave deberá informar si en el barco existen casos sospechosos o confirmados de COVID 19, tanto de visitantes como de tripulantes.

En caso de que el visitante o tripulante presente síntomas asociados al COVID-19, esa persona no podrá desembarcar, según el protocolo.

Paul Songer: Ecuador tiene un café especial de calidad, pero se necesita potenciar su comercialización

Los puertos que pueden recibir cruceros son los de Guayaquil, Manta, Puerto Bolívar y Esmeraldas.

El ministro de Turismo, Niels Olsen, sostuvo que con la aprobación de los lineamientos y protocolos ya se tiene la confirmación de la llegada de dos cruceros este año a Puerto Bolívar y Manta.

Ante inquietudes generadas en redes sociales por la llegada de cruceros y el hecho de que algunas ciudades, como Venecia, no están permitiendo el acceso de cruceros, Olsen dijo que esa ciudad recibía más de 3 millones de turistas en una población de 260.000 personas.

“En Ecuador no hemos llegado ni a los 10.000 pasajeros en cuatro puertos. Nuestra capacidad de carga y desplazamiento es mucho mayor”, indicó el ministro.

Publicidad

Antes de la pandemia, Guayaquil estaba ubicándose en la ruta de los cruceros, con naves que arribaban con 700 y 900 pasajeros. Claro, no todos los pasajeros desembarcaban para conocer la ciudad.

Puertos privados rechazan propuesta que se incluye en Ley de Creación de Oportunidades porque los ‘condena a desaparecer’

Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Municipal de Turismo, dijo que en lo que resta de este año la ciudad espera recibir cruceros una vez que se han aprobado lineamientos.

Los cruceros que arriban a Guayaquil por lo general entran por la mañana y los pasajeros que deciden bajar toman recorridos por sitios turísticos de la ciudad o haciendas cercanas. Vuelven por la tarde a las embarcaciones para seguir el periplo.

Gallardo manifestó que están tratando de que se potencie el destino de Guayaquil en este mercado de los cruceros.

Operadores de esta industria refirieron que la llegada de cruceros genera un movimiento, porque se venden paquetes para recorridos y los artesanos tienen la posibilidad de vender sus artículos.

El año pasado, por ejemplo, entre febrero y abril, tenían planeado entrar a Guayaquil el crucero Amadea, Le Boreal, Artania, Roald Amundsen, Seven Seas Navigator y Aurora. La actividad se paró tras la pandemia.

La temporada de cruceros va de enero a abril y de octubre a diciembre. (I)