Aproximadamente 1,3 millones de personas mayores de 65 años se beneficiarán de una reducción del 50 % del valor del consumo de un plan básico individual de internet y telefonía móvil, así como la rebaja del 50 % del total del consumo mensual del servicio a internet fijo del plan residencial. Estos beneficios forman parte del Plan Adulto Mayor.

Así lo anunció el presidente de la República, Guillermo Lasso, quien lo oficializó con la firma de un Decreto Ejecutivo que reforma el reglamento a la Ley del Adulto Mayor (Lopam).

Nuevos planes de internet fijo para reducir brecha digital en Ecuador

En Ecuador, cinco de cada diez personas cuentan con un teléfono móvil con conexión a internet; de estas cifras, dos corresponden a adultos mayores. En ese sentido, el primer mandatario expresó que el Gobierno del Encuentro reglamentó la Ley para hacer realidad los beneficios de la Lopam. También resaltó que esto es posible gracias a la colaboración de las empresas privadas de telefonía.

“Esta es la primera de muchas acciones que emprenderemos para acortar la brecha digital; la idea es mejorar las oportunidades de vida de todos los ecuatorianos”, sostuvo el presidente Lasso.

En tanto, la ministra de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Vianna Maino, explicó que el Plan Adulto Mayor brindará a los adultos mayores el acceso a planes de internet móvil, con derecho a un descuento del 50 % sobre su plan básico individual o personal.

Este consiste en 200 minutos de voz a todas las operadoras fijas y móviles del país; consumo libre a llamadas dentro de la propia operadora; 200 mensajes escritos; 5 GB de navegación libre en internet; 2 GB para uso en plataformas colaborativas y megas libres para una plataforma de mensajería instantánea.

Surgen alarmantes brechas digitales en el aprendizaje a distancia implementado para frenar COVID-19, dice Unesco

De igual manera, las líneas prepago también contarán con el 50 % de rebaja en la tarifa de telefonía e internet móvil.

“Gracias a las telecomunicaciones nos mantuvimos cerca de aquellos que estaban lejos, muchos doctores atendían a sus pacientes vía online; se dio paso al teletrabajo y niños y jóvenes pudieron cursar sus estudios desde casa”, manifestó Maino.