Este domingo el papa Francisco expresó su "solidaridad con el pueblo birmano" tras el golpe de Estado militar, y exhortó al ejército a trabajar en favor de una "coexistencia democrática".

"Rezo por que quienes asumen responsabilidades en el país se comprometan, con sincera disponibilidad, al servicio del bien común, promoviendo la justicia social y la estabilidad nacional en favor de una coexistencia democrática armoniosa" declaró el pontífice tras la oración del Ángelus en el Vaticano.

Francisco, que visitó Birmania en 2017, dijo que estaba siguiendo "con profunda preocupación" el golpe de Estado de las Fuerzas Armadas birmanas que el lunes derrocaron al gobierno civil de Aung San Suu Kyi.

"En este momento tan delicado, quiero volver a asegurar al pueblo birmano mi cercanía espiritual, mi oración y mi solidaridad", declaró. (I)