En el brazo de mar conocido como Cuarentena, cerca de la isla Puná, en el golfo de Guayaquil, se detuvo el fin de semana a cuatro hombres que cuidaban una camaronera donde la Unidad de Antinarcóticos descubrió 652 bloques de cocaína (equivalentes a 648 kilos), dentro de 13 sacos de yute.

Se presume que desde esa isla salían en lanchas rápidas y contaminaban los buques que salen del puerto con destinos internacionales.

Mediante el sistema conocido como gancho ciego metían la droga a los busques. Los detenidos son: Ángel G., Andrés G., Ángel A. y Johny J. Este último fue detenido por drogas en 2019.

En una terminal portuaria de Guayaquil, agentes de la Unidad Nacional de Investigación de Puertos y Aeropuertos (Unipa) y la Unidad Nacional Canina (UNAC) encontraron 390 paquetes de cocaína (384 kilos) camufladas en un carga de calamares cuyo destino era Portugal. En esta acción, el can Bazil alertó sobre la posible presencia del alcaloide, que terminó siendo corroborada por uniformados de la unidad de antinarcóticos.

Una persona quedó detenida en este último operativo.

La Policía también informó sobre la detección de 6.8 kilos de cocaína que estaba oculta en paneles de refrigeración de un contenedor, en un puerto de la urbe.

La Jefatura Nacional Antinarcóticos decomisó 8,4 toneladas de drogas durante el primer mes del año. En el mismo periodo del año anterior se incautaron 6,69 toneladas, según registros policiales. (I)