El cambio climático es una de las amenazas que enfrenta la humanidad y sus efectos repercuten en el ecosistema. Cada 28 de enero se conmemora el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Global Terrestre. Algunos procesos para la producción de energía afectan debido a las emisiones de gases de efecto invernadero que generan. Se debe tomar a consideración la reducción de gases contaminantes, entre ellas: movilidad sostenible, eficiencia energética, energía renovable, alimentación responsable y siembra de árboles con el control de la deforestación, entre otras acciones.

La protección del medio ambiente se ha convertido en una prioridad nacional, es así que, en agosto de 2019 el Ecuador se alineó al Acuerdo de París, al considerar que el cambio climático pone en riesgo el acceso al agua, la seguridad alimentaria, el desarrollo productivo y la actividad ecosistémica.

Reutilización de materiales

En Ecuador, la compañía Unacem ha puesto en práctica el procesamiento de producción de cemento para la eliminación de desechos peligrosos y no peligrosos. Desde 2010, se ha sustituido sus combustibles fósiles por residuos de otras industrias como las biomasas. Además del uso de la palma africana como combustible alterno para la producción de cemento.

“La elaboración de cemento requiere gran cantidad de energía y materiales por lo que las medidas que se aplican para reducir el consumo de estos elementos son esenciales en la disminución de emisiones de CO2”, comentó Patricio Díaz, Gerente de Ecología Industrial de Unacem Ecuador.

En 2015 el Ministerio del Ambiente confirió a la empresa la licencia ambiental para el coprocesamiento de aceites usados convirtiéndose en la primera cementera autorizada, que puede darle disposición final ambientalmente sustentable a nivel nacional. Además, se usan como materias primas alternativas, el yeso sintético y escorias provenientes de la industria siderúrgica del país.

Economía circular a favor del cambio climático

Díaz comenta que uno de los fundamentos de la producción sostenible es la Simbiosis Industrial cuyo modelo se basa en el uso compartido de recursos y subproductos entre distintas empresas, lo que implica que los residuos generados por una empresa se convierten en la materia prima de otra, dicha acción se enmarca en el modelo de Economía Circular, que se presenta como una oportunidad real para que todos los esfuerzos normativos generados, puedan ser aplicados y canalizados hacia la optimización y el rendimiento de los recursos. En ese sentido el objetivo de la simbiosis industrial se orienta a la reducción del impacto ambiental que generan las empresas. (I)