El presidente de Argentina, Alberto Fernández, firmó un acuerdo con comerciantes este lunes para rebajar los precios de los principales cortes de carne en el mercado local, en un momento en que el país enfrenta una galopante inflación que ha impactado la canasta básica.

El mandatario de centro-izquierdista pactó con cámaras de frigoríficos, carnicerías y supermercados rebajar hasta un 30%, con relación a los valores promedio de diciembre, los precios de 10 de los principales cortes de carne vacuna, un producto emblema de Argentina.

"Valoro el esfuerzo que han hecho y más allá de que celebro que puedan exportar, les pido que cuiden el bolsillo de los argentinos", dijo Fernández a los representantes del sector cárnico que estuvieron presentes en el evento en Casa Rosada.

Argentina, uno de los principales productores de carne vacuna en el mundo, está en recesión desde 2018. La inflación de 2020 fue de 36,1%, según las estadísticas oficiales, al tiempo que el aumento de la canasta básica alcanzó 45,5%, impulsando el aumento de la pobreza que supera el 40%.

Publicidad

Los cortes de carne considerados en el acuerdo -entre ellos tira de asado, vacío, matambre, falda y rosbif- tendrán precios congelados hasta el 31 de marzo en una primera etapa, y luego se revisarán periódicamente.

Se comercializarán en más de 1.600 supermercados y cadenas de carnicerías de todo el país los fines de semana y los primeros tres miércoles de cada mes, y todos los días en el Mercado Central de Buenos Aires.

Las autoridades calculan un volumen inicial de entre 5.500 y 6.000 toneladas mensuales de "los cortes más representativos del consumo nacional (...) Cortes parrilleros, para consumo diario como milanesas, y para cocción a la olla", indica un comunicado de Presidencia.

La economía argentina acumuló entre enero y octubre del año pasado una caída de 11,3%. Y a esto se suma una fuerte depreciación de su moneda.

Desde hace varios años, el país sufre de altas tasas de inflación. Después de la hiperinflación de Venezuela, el índice de precios al consumidor de Argentina es el más alto de América Latina.

Sin embargo, el gobierno sostiene que la inflación debería descender levemente en 2021 y espera cierta recuperación en el último bimestre del año, por la paulatina reactivación tras varios meses de confinamiento debido a la pandemia del coronavirus. (I)