Una propuesta de dividir a la empresa Correos del Ecuador, ahora en liquidación, en nueve empresas públicas, promovida por el actual ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, quedó sin piso luego de que en un pronunciamiento de la Secretaría General Jurídica de la Presidencia devolviera la propuesta expresada en un borrador de decreto ejecutivo.

Correos del Ecuador es una de las empresas públicas que, así como Ferrocarriles del Ecuador, están en proceso de extinción, según la decisión del gobierno de Lenín Moreno anunciada en mayo del 2020.

El 18 de enero pasado, Johana Pesántez, secretaria general jurídica de la Presidencia, respondió a Michelena sobre una propuesta de la cartera de Telecomunicaciones, entregada en torno a Correos del Ecuador.

La propuesta establecía que esta empresa se dividiera en nueve empresas públicas, aunque, de la comunicación enviada, se colige que aparentemente no había claridad en la división del patrimonio de dichas empresas ni cuáles serían sus activos. También se indica que la decisión del presidente de la República ha sido extinguir la empresa y seleccionar un operador postal, por lo que la escisión o división de la empresa propuesta debería hacerse conforme a la realidad actual del Gobierno, que incluye medidas de austeridad.

En este sentido, la Secretaría no dio luz verde a la propuesta normativa: “Por lo expuesto, devuelvo a usted la propuesta de decreto ejecutivo junto con sus habilitantes, a fin de que se sustente dicha propuesta de escisión en función del marco jurídico aplicable y el contexto nacional imperante”, indica Pesántez a Michelena.

La empresa Correos del Ecuador continúa entregando los servicios a sus usuarios. La idea es dar la empresa a un operador privado para que esta siga funcionando, mientras el Estado recibe un pago por la concesión. (I)