​El Comité Nacional de Debates Electorales entregó su informe final en el que critica al Consejo Nacional Electoral (CNE) por su división interna, así como a la actitud de los 16 candidatos a la Presidencia de la República que 'evadieron' contestar las preguntas, durante los debates obligatorios que se realizaron el pasado 16 y 17 de enero.

El informe iba a ser conocido ayer por el pleno del CNE, pero se suspendió, con la previsión de retomarlo hoy.

En este documento se alertó de que el trabajo para cualquier comité que se integre en el futuro para un proceso electoral, solo "tendrá una cabal concreción cuando el Consejo alcance cohesión interna para consensuar decisiones sobre el manejo de los mismos".

Se mencionan los actos de descoordinación horas antes del evento, en el que se cambió la modalidad y hasta los moderadores. "Los anuncios mal coordinados, decisiones y cambios de último momento sobre formatos y moderador dejaron injustamente bajo sospecha el trabajo y compromiso cívico del Comité y el espíritu de transparencia y objetividad que lo animó", cita el informe final.

Y en esa línea, exhortan a los vocales a "cooperar entre ellos y apoyarse mutuamente en el tramo más importante que resta del proceso. Que sus actos -tanto individuales como colectivos- no sigan generando sospecha en el proceso".

Consumada esta actividad de dos jornadas, debido al número de aspirantes, para el Comité fue "claro que la mayoría de los candidatos evadieron las preguntas o fueron imprecisos en sus respuestas, porque trataron de usar la pregunta para repetir lemas de campaña".

La comisión terminó sus funciones el 18 de enero, y estaba integrada por Rosalía Arteaga, Simón Espinosa, Francisto Rocha, César Ricaurte y Grace Jaramillo, quienes elaboraron las 64 preguntas los presidenciales.​ (I)