"No he renunciado, me desvinculo de la campaña electoral y del movimiento Unión Ecuatoriana", aclaró Katherine Mata, candidata a la Vicepresidencia de la República, quien se inscribió para correr en las elecciones nacionales con Giovanny Andrade, el presidenciable.

El miércoles último, Mata informó en un comunicado que se desvinculaba y separaba del candidato Andrade y de la candidatura.

Esto, en el contexto de que el artículo 108 del Código de la Democracia impide que un candidato renuncie después de calificado: "Las candidaturas a cargos de elección popular, una vez calificadas e inscritas, son irrenunciables".

En 17 días serán las elecciones generales, y el Instituto Geográfico Militar (IGM) imprime la papeleta presidencial con el nombre de Andrade y Mata en el casillero, auspiciados por Unión Ecuatoriana (UE).

Publicidad

Ella reconoció que no puede renunciar, y "de hecho, legalmente no existe la renuncia a la candidatura. Yo me estoy desvinculando no solamente del movimiento. Me desvinculo de la candidatura a la Vicepresidencia de Giovanny Andrade. Es decir, dejo de hacer campaña", afirmó.

Insistió en que después de que UE le retiró el apoyo a Andrade, no utilizaron recursos del Fondo de Promoción Electoral estatal para la campaña electoral.

No obstante, pensará si apoyará a una postura presidencial, ya que "hay que tomar posturas, no podemos dejar que se fraccione el voto", dijo.

Justificó que fueron varios desencuentros con Andrade los que la llevaron a tomar esta decisión. No fue solo la declaración de que lo habían escopolaminado en el Debate Presidencial que organizó el Consejo Nacional Electoral (CNE), sino que "hubo cosas internas peores que esas, y es mejor desvincularse", añadió.

Más vale "tarde que nunca" y es en rechazo a las prácticas políticas antiguas, además de que la candidatura venía "de capa caída", explicó Mata.

Abonaron la falta de acuerdos y otros "vicios" como que la hoja de vida de Andrade "no era real" porque no había sido presidente de la Cámara Minera Chileno-Ecuatoriana, un "evidente plagio del plan de gobierno" y las acusaciones de que el movimiento había pedido dinero para participar.

"Lo mejor es no ser indiferente, no fraccionar el voto y observar qué tenemos en el futuro cercano para que no se disperse la votación", agregó la candidata.

Si el 7 de febrero próximo el binomio alcanza un porcentaje de votación, Mata no precisa qué hará. Pero quienes la conocen le han dicho que votarán por ella, y cree que hay que "ser responsables y el Ecuador necesita tomar una decisión definitiva". (I)