Actualizado a las 14:15

Autoridades del Gobierno Nacional confirmaron la presencia de una nueva variante de COVID-19 en Ecuador.

"El caso sospechoso ha dado positivo a esta variante en las pruebas realizadas por el Inspi", señaló la secretaria general de Comunicación de la Presidencia, María Caridad Vela, en rueda de prensa virtual.

Asimismo, el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, anunció la existencia en el país del linaje del virus detectado en Reino Unido y aseguró que las autoridades sanitarias cumplieron con los protocolos para el proceso de secuenciación que se requiere en estos casos.

Publicidad

Hace unos días, la alerta se dio en una persona que llegó hace más de 15 días desde Europa. Esta persona está siendo tratada en Los Ríos y hay otras 14 personas más en observación que estuvieron con él.

Vela señaló que se establecieron cinco cercos epidemiológicos en 655 casas de 17 manzanas. En total hay 2.560 personas que forman parte de este control médico para verificar la evolución de los casos en observación.

La funcionaria aclaró que el ciudadano infectado con la nueva variante arribó al país el 12 de diciembre con una prueba PCR negativa. El hombre salió de Londres e hizo un trasbordo en Madrid antes de aterrizar en Ecuador, señaló Zevallos.

El viajero, de 50 años de edad, llegó nueve días antes de que entre en vigencia el último estado de excepción en Ecuador y dos días previos de la notificación del Reino Unido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la nueva variante del SARS-CoV-2.

Zevallos agregó que esta nueva variante ya está en más de 48 países al momento, entre esos Perú y Chile.

Cerco también en Manabí

El ministro Zevallos también explicó en la rueda de prensa que hay dos pacientes que en Manabí, “aparte del paciente de Los Ríos, están siendo parte del cerco epidemiológico...”.

Publicidad

El funcionario afirmó que le “preocupa” la actualidad epidemiológica en la zona interior del país, sobre todo de Manabí, donde la situación está al límite y no hay una respuesta de corresponsabilidad de la ciudadanía. “Las camas están al límite y Manabí sigue siendo un problema muy serio en temas de salud”, señaló.

“Apelo a ustedes de los medios de comunicación de que nos ayuden a enfatizar en un pensamiento: si dejamos o bajamos los brazos en términos de distanciamiento físico, uso de mascarilla y lavado de manos, la situación se saldrá de las manos. Es un problema mucho más difícil de controlar las aglomeraciones internas y, por eso, los COE tienen que tener la responsabilidad de actuar en respuesta a eso...”, dijo, al advertir su temor por la alta transmisibilidad de las mutaciones del virus, como sucede en Reino Unido y otros países.

Resoluciones

El Comité de Operaciones de Emergencias (COE) Nacional se reunió desde las 13:30 de este lunes para anunciar nuevas decisiones ante esta alerta epidemiológica.

Ante la resolución tomada por la Corte Constitucional sobre el último estado de excepción, Vela señaló que la mesa Nacional "está atada de manos", por lo que emitirá sugerencias y exhortos a los municipios frente a esta "grave señal de alarma".

A partir de esta semana, todos los pasajeros que lleguen al país deberán presentar una prueba PCR con resultado negativo realizada máximo diez días antes de su viaje, advirtieron las autoridades.

Un total de 21.804 viajeros entraron al país a través de los aeropuertos de Quito y Guayaquil del 22 de diciembre pasado al 10 de este mes. De esos pasajeros, el 11% llegaron sin resultado de test PCR negativo y se les hizo prueba de antígenos a su arribo; el 0,23% de casos dio positivo (50 pasajeros), agregó la secretaria de Comunicación.

"Lo que el virus llegue al Ecuador era imposible de detener, sin embargo hemos reaccionado con responsabilidad para aumentar, como en el caso de aeropuertos y puertos marítimos, las pruebas de antígenos que nos ayuda a disminuir el tiempo de incubación del virus, ser detectado de manera oportuna y actuar con los APO (aislamiento preventivo obligatorio) y mantenimiento de los cercos epidemiológicos", dijo Zevallos, al agregar que se deben evitar las aglomeraciones.

Hizo un llamado a la corresponsabilidad de los ciudadanos y de las autoridades seccionales. (I)