Desde mayo de este año y hasta la fecha el precio del diésel se incrementó en el 30%. En mayo el Gobierno anunció un nuevo sistema de precios con bandas de precios para las gasolinas extra y eco y para el diésel. Con base en el sistema los combustibles podrían ir subiendo hasta en el 5%, cada mes, siempre en relación con el precio internacional. En ese momento el piso del precio era de $ 1 para el galón de diésel y de $ 1,75 por galón para la gasolina ecopaís y extra.

Siete meses después, el diésel ha subido a $ 1,30, mientras que las gasolinas regulares se mantienen en el precio de $ 1,75.

Por su parte, el ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, René Ortiz, reconoció hace pocos días, en una entrevista en un medio virtual, que ha habido impactos negativos en el sector del transporte. Explicó que la pandemia ha generado un efecto de sobreoferta del servicio, con lo cual también han bajado los costos de fletes. En este sentido explicó que se está conversando con los transportistas a fin de generar un sistema de compensaciones. Este diálogo lo lleva adelante el actual ministro de Transporte, Gabriel Martínez.

Según Ortiz, la solución podría llegar el primer trimestre del 2021. Para el ministro Ortiz, las opciones de compensación sería, por ejemplo, una baja de aranceles para compra de unidades nuevas e inclusive la chatarrización de las unidades viejas. En todo caso, dijo Ortiz, no se puede pensar en una anulación del sistema de bandas actualmente vigente. “Les podemos compensar, pero no podemos desmantelar el sistema. Está funcionando y es parte de los acuerdos con el FMI”, dijo.

Sobre el tema, Luis Felipe Vizcaíno, presidente de la Federación Nacional del Transporte Pesado del Ecuador, explicó que su gremio está muy preocupado sobre el tema del incremento del diésel y exhortó al Gobierno a tomar las medidas compensatorias de manera inmediata, los primeros días de enero. Dijo que su gremio está al borde de la bancarrota y no puede esperar más tiempo.

En todo caso, adelantó que las conversaciones con el Ministerio de Transporte tienen que ver con un ajuste en las tarifas de transporte de carga. Explicó que este tema ayudaría mucho al sector, pero no afectaría de manera importante al precio del producto final en comercio e industria. También buscan que se bajen los aranceles de repuestos, llantas, aceites, entre otros insumos para su sector. Un tercer pedido es que haya una política de chatarrización 1 a 1 para que vaya mejorando el parque automotor.

Entre tanto, de acuerdo con Oswaldo Erazo, director ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), la política de precios sí habría beneficiado al Gobierno que habría logrado un ahorro de al menos $ 81 millones en el sector automotor.

También comentó que la pandemia ha generado una disminución en ventas de combustibles importante. Ha habido una reducción de al menos 1.000 millones de galones en ventas de todos los combustibles, en comparación con el año anterior. Mientras que en el sector automotor se ha generado una baja de 450 millones de galones. Esto es el 20% de caída en ambos casos. (I)