Luego de varias horas de que Vicente Páliz fuera asesinado con un disparo en el cuello en el sector de Fertisa, sur de Guayaquil, la Unidad de Muertes Violentas de la Policía detuvo a un sospechoso de realizar el disparo en medio de la riña que se daba la madrugada del 25 de diciembre en la cooperativa Jaime Nebot, cuando el hoy fallecido junto a una amiga y sus familiares avanzaron unas cuadras para comprar unas cervezas.

Los agentes policiales detuvieron en el cantón Playas a Jean Carlos C. M., conocido como Kafú, quien fue mencionado por varios moradores del sector como la persona que habría disparado en un intento de robar una cadena a Páliz en medio de una disputa. Testigos dijeron a los agentes de la Policía que en un momento previo un futbolista conocido y su esposa habrían insultado a Páliz.

El sospechoso fue sorprendido cuando llegaba a Playas a bordo de una camioneta.

Según los agentes aprehensores, ellos se identificaron y le dijeron que se detuviera, pero el sospechoso corrió e ingresó a una vivienda en un intento de fuga. Tras varios minutos fue capturado y trasladado hasta Guayaquil.

A Kafú la Policía lo presentó ante el fiscal de turno para la audiencia de flagrancia en la que le dictaron prisión preventiva y fue llevado hasta la Penitenciaría del Litoral.

Los agentes aclararon que el futbolista que fue mencionado por los moradores era considerado un testigo del crimen, no sospechoso como se mencionó en varios medios de comunicación y redes. Los agentes también descartaron que haya sido detenido para investigaciones.

Páliz fue encontrado dentro de su carro con una herida de bala en el cuello, aunque sus allegados quisieron auxiliarlo, el hombre murió. (I)