La Cámara de Diputados de México aprobó esta semana adiciones a la Ley Federal del Trabajo. La acción tiene como finalidad la regulación de las condiciones para la realización del teletrabajo o home office. La iniciativa fue aprobada con 440 votos a favor y dos votos en contra.

Entre las modificaciones que se realizaron está que los empleadores asuman los costos derivados del teletrabajo, incluidos el pago de servicios de internet y la parte proporcional de la electricidad que sea necesaria para cumplir las labores en casa.

Asimismo, se enfatizó el derecho de la privacidad del empleado y su derecho de desconexión, es decir, apagar su equipo y dejar de contestar llamadas y correos relacionados con su empleo fuera de su horario laboral.

También, a las empresas se les obliga a entregar y darle mantenimiento a los equipos requeridos para el desempeño del teletrabajo, como son computadoras, sillas ergonómicas e impresoras, entre otros.

El empleado, por su parte se obliga a cuidar y mantener en buen estado los equipos, materiales y útiles que reciba de su empleador.

#ÚltimaHora Con 440 votos a favor y 2 en contra, aprobamos, en lo general, reformar el artículo 311 y adicionar el Capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, en materia de teletrabajo. pic.twitter.com/KZAuxmOGjs

Los diputados expusieron que la pandemia de COVID-19 obliga a establecer nuevas reglas para el desarrollo del trabajo en casa, por lo que “se pretende regular y promover el teletrabajo como una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, sin requerir la presencia física del teletrabajador en el centro laboral, empleando las tecnologías de la información y la comunicación para realizar sus labores”.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la pandemia de COVID-19 ha provocado que alrededor del 70 por ciento de la actividad productiva en dicho país se lleve a cabo desde el domicilio del empleado. (I)