El Centro de Erradicación de Trabajo Infantil de San Roque, espacio que está a cargo del Patronato San José y beneficia principalmente a niñas, niños y adolescentes que habitan en el sector o que sus padres trabajan en el mercado y sus inmediaciones, recibió este miércoles la visita del alcalde de Quito, Jorge Yunda.

En la Asociación Nuevo Mercado se atiende mensualmente a 520 niños. La atención es de lunes a jueves, de 09:00 a 14:00 y los viernes el equipo hace abordaje en la calle para identificar a los niños que necesitan este apoyo.

Según datos del Consejo de Protección de Derechos del Distrito Metropolitano de Quito, en 2019, el 71% de niñas y niños que trabajan tienen entre 5 y 14 años. El trabajo en espacios públicos, de alto riesgo se intensifica en las administraciones zonales Eloy Alfaro (29,7%) y en Manuela Sáenz (25,9%).

"Quito es un ejemplo para la erradicación del trabajo infantil, hace unos días se aprobó una ordenanza y se impulsan otras estrategias como talleres de sensibilización y los centros y puntos de Erradicación de trabajo infantil", dijo en el evento el alcalde de Quito.

Erradicar el trabajo infantil es tarea de todos, no le arrebátenos su felicidad a nuestros niños. https://t.co/qWNf1ncvIS

El Municipio de Quito a través del Patronato San José ha implementado estos proyectos que se espera que se repliquen para erradicar el trabajo infantil y evitar que los niños trabajen en las calles ayudando a sus padres a vender y preparar productos. El alcalde pidió a la población que reporten los abusos a los infantes al ECU 911.

En este punto se hacen actividades de apoyo escolar, hay conexión con las unidades educativas y con los docentes para que ellos direccionen las tareas de los niños y que ellos puedan cumplir con el portafolio de actividades. Estamos empeñados en defender el derecho de los niños a la educación y a la par eliminar el trabajo infantil”, dijo Mónica Lascano, coordinadora del proyecto de erradicación de trabajo infantil de la Unidad Patronato San José.

El aforo del centro es de 48 niños y adolescentes, en ellos trabajan una coordinadora del proyecto de erradicación del trabajo infantil, y que cuenta con trabajadores sociales, psicólogos y tres educadores. (I)