Aprobada la ordenanza del Sistema Integrado de Transporte por el Consejo Metropolitano de Quito, entre acuerdos y pedidos, esta normativa permitirá el alza de pasaje en el transporte público a $ 0,35. Los gremios de transportistas comentaron que esta alza se daría después de 17 años.

Para este sistema de alza de pasajes están incluidas las unidades de transporte de pasajeros rural y urbana. Entre ellos forman parte Metro Quito y Metrobús-Q, sistema convencional, urbano, combinado y rural, informó Santiago Guarderas, presidente de la Comisión de Movilidad del Concejo Metropolitano y vicealcalde.

También dijo que el cobro en el sector interparroquial tendrá como base los $ 0,35 y a partir de eso el valor tendrá variación según las distancias.

Cuando entre el sistema integrado de transporte con la integración, todos los valores irán hacia un fideicomiso y el fideicomiso distribuye”, añadió Guarderas. Sin embargo, esto entrará en vigencia cuando se cumplan las adendas del contrato vigente con las actuales operadoras y con la implementación de los parámetros de índices de calidad.

Galo Trujillo, presidente de la Cooperativa de Transporte de Pasajeros Yaruquí, parroquia ubicada en el nororiente de Quito, dijo que “les quieren meter en el mismo saquillo”.

Para ellos son muchos los pedidos para aprobar y acceder al alza de pasajes. Además, dijo que el Municipio llegó a un acuerdo de compensación por 18 meses, un tipo de alza de pasaje que consiste en el depósito de mil dólares mensuales a cada unidad. Sin embargo, no han recibido todos los valores que les corresponden.

La nueva ordenanza pretende que se coloquen validadores electrónicos y mediante un fideicomiso se les realizaría el pago, comentó el representante. “Nosotros invertimos 100 dólares diarios para que funcionen nuestras unidades (entre diésel, alimentación, etc.); si el Municipio se va a hacer cargo, qué seguridad vamos a tener de que nos paguen a tiempo”, añadió Trujillo.

Finalmente, dijo que están en desacuerdo con esta ordenanza aprobada por el Municipio, “en época de pandemia, con el 60 % de la flota, 50 % de aforo, no alcanza para seguir invirtiendo. Además, la gente no tiene dinero actualmente, sería injusto para los usuarios”, dijo el representante del Transporte intercantonal combinado, antes interparroquial. (I)