La Fiscalía General del Estado confirmó hace pocos minutos que abrió una indagación previa en contra del actual ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, en torno a la denuncia periodística que hiciera el portal La Posta esta semana.

La Posta había denunciado en un reportaje denominado “Las dos caras de Andrés Michelena” que el funcionario siendo un cercano colaborador de Lenín Moreno, tanto en la vicepresidencia en el Gobierno anterior, en la Secom, como en el Ministerio de Sectores Estratégicos, Medios Públicos, y ahora en Telecomunicaciones, entregó varios contratos de comunicación a la empresa Véritas DDB. La entrega de contratos, por momentos coincidió cuando Michelena era funcionario y también gerente de Véritas DDB. En total los contratos en favor de Véritas DDB suman $ 7’728.641.

Los periodistas de La Posta dijeron que su denuncia está basada en documentos recopilados del Ministerio de Trabajo, de la Vicepresidencia y de una fuente reservada del Gobierno. Los periodistas también comentaron en su reportaje que este tipo de conductas podrían tipificarse como tráfico de influencias e incluso peculado.

Michelena por su parte respondió vía Twitter, previo a la publicación, que La Posta “me la tiene jurada porque se les acabó la pauta. Anuncian otro sainete a su estilo. De forma conminatoria, pidieron información de mi gestión como gerente de una prestigiosa agencia de publicidad, seguro para difamarme y desprestigiarme”. También exhibió en su cuenta de Twitter contratos de publicidad con La Posta. (I)

¡Muchachos de @LaPosta_Ecu! Jamás he incurrido en inhabilidad alguna para el ejercicio de funciones públicas y todos los procesos de contratación en los que participé cumplieron con los requisitos legales y fueron revisados por los organismos de control. #LosCuentosdeLaPosta