Actualizada a las 01:10

El nuevo ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, confirmó este viernes que el hombre secuestrado en Lomas de Urdesa era Heriberto Antonio Glas Espinel, el hermano del exvicepresidente de la República Jorge Glas.

“Como todo caso de secuestro, hay que manejarlo con toda la seriedad, con toda la profesionalidad que requiere”, señaló Pazmiño en el noticiario de Ecuavisa muy temprano.

“Frente a ese caso hemos puesto a la Unase, unidad prestigiosa de la Policía Nacional. No puedo hacer públicos detalles, porque así lo establece el protocolo. La Unase está con la familia, está asistiendo a la familia. Ya ha habido algún contacto con los secuestradores”, informó el ministro.

Publicidad

En ese contacto de los secuestradores, los antisociales habrían pedido $ 400.000 a los familiares inmediatamente después de llevarse al hombre de 49 años. La información fue confirmada por un agente, sin embargo, la cúpula policial no ha dado mayores detalles de las negociaciones.

Heriberto Glas es abogado, especialista en Derecho Laboral, Societario y Construcción.

El hijo del secuestrado fue quien alertó a la Unase tras recibir la llamada de los plagiadores. Minutos después, los agentes llegaron al lugar donde se encontró abandonado el carro BMW en el que iba la víctima. El vehículo es de propiedad del hijo de Heriberto Glas y estaba en la mitad de la calle Séptima con la puerta del conductor abierta.

La calle fue cerrada y los agentes de la Unase comenzaron a levantar indicios, mientras otros policías revisaban las cámaras del sector para identificar los vehículos que participaron del plagio. El caso ha generado preocupación.

Hasta la tarde de este viernes 27 se conocía que al conductor se lo llevaron en un Aveo negro. Esto luego de que un carro se detuviera delante del BMW y que otro se parara justo atrás, impidiéndole retroceder.

Según testigos, en ese momento dos motociclistas se acercaron por ambos lados y lo amenazaron con armas.

Publicidad

En uno de los videos que fue subido a las redes sociales se logra ver incluso el interior del vehículo de alta gama, donde había gotas de sangre.

Por su parte, el expresidente de la República Rafael Correa también se refirió al incidente en su cuenta de Twitter.

“Heriberto Glas es otra de las víctimas de la inseguridad y de la PRENSA. Por su odio al ‘correísmo’, se han pasado hablando de ‘centenas de millones de dólares’ de

Jorge Glas, cuando ni siquiera tienen para pagar a los abogados. Aquí están las consecuencias”, señaló el expresidente.

La información del plagio también fue compartida por la esposa de Jorge Glas en sus redes sociales.

La madrugada de este sábado, el comandante general de Policía, Patricio Carrillo, a través de redes sociales indicó que la Unase se encontraba entrevistando a Heriberto Glas y confirmó su libertad. Señaló que el estado de salud es bueno.

Aún no se han dado detalles de dónde fue la liberación y si hubo detenidos.

Gran trabajo policial, dos detenidos relacionados con el homicidio de ayer en Sauces, como evidencias tenemos, vehículo y armas. En otro caso, UNASE está entrevistando al Sr que ayer se reportó como secuestrado en Guayaquil, su estado de salud es bueno y se confirma su libertad.

-- CASO EN DESARROLLO

Otros casos

El último secuestro de este tipo se dio en Esmeraldas, en agosto pasado. Tras once días, Elsy Valencia, hermana del futbolista Enner Valencia, fue rescatada por la Unase en la selva en una zona fronteriza.

Los secuestradores irrumpieron en su casa y se la llevaron. Pedían $ 2 millones, pero fueron detenidos en la operación policial.

El 18 de octubre pasado, un comerciante de Guayaquil fue rescatado en Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil, luego de varios días secuestrado.

También la Unase realizó el rescate. Tras el plagio, el hermano de crianza de la víctima recibió una llamada en la que un hombre le exigía el pago de $ 100.000 a cambio de liberar a su hermano, quien había sido raptado cerca de su negocio, en el sector de La Florida. Seis hombres, entre ellos un extranjero, fueron detenidos, uno logró escapar y meses después fue aprehendido en un operativo de rutina.

Opiniones de representantes

Holbach Muñetón, presidente Cámara de Turismo del Guayas: “inseguridad ahuyenta a los turistas”

"El turismo es sumamente sensible, la persona que así sea nacional o extranjera, que se va a movilizar siempre ve el tema de seguridad, y si se moviliza con sus activos más preciados, que son su familia, con más razón. Las personas dicen ¿para qué voy a ir? y escogen otro destino. La inseguridad ahuyenta al cliente y es un gran problema; y eso que estamos recién comenzando, todavía no estamos diciembre, dónde se da más cantidad de robos y asesinatos... es preocupante. Yo no soy abogado pero las leyes están, yo creo que las están aplicando mal.

La delincuencia es un problema muy profundo, esto parece cuando uno va al cine o entra al supermercado y ve esas puertas que dan vueltas.

Desde mi óptica, la policía hace su labor, pero también es un desgaste que cojan a un ladrón y se den cuenta de que ya tenía 20 detenciones.

La pandemia no la pueden controlar, pero la delincuencia sí y no lo hacen”.

Pablo Arosemena Marriot, actual presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil: “pérdidas en negocios por inseguridad”

“Al igual que la pandemia, la delincuencia también destruye negocios. El incremento delictivo afecta a la reactivación de las empresas comerciales que en estas fechas buscan intentar recuperar sus pérdidas.

La inseguridad genera inestabilidad. Además del hurto, causa pérdidas económicas días después de haber cometido el delito. Ya que los clientes por la percepción de inseguridad de la zona se mantienen reacios a ir a dicho lugar.

Luchar contra la delincuencia es tan importante como impulsar la reactivación económica. Por tanto, es necesario que el Gobierno se haga responsable e incremente la actividad policial en aquellas zonas y sectores más vulnerables. Además, hay que atacar el problema de raíz. La mejor política contra el aumento de la delincuencia es el empleo.

Más empleo significa menos gente en las calles cometiendo actos delincuenciales”.

Guillermo Leones, dirigente barrial del suburbio: “policías no trabajan con ciudadanos”

“La preocupación es latente, más aún en las condiciones difíciles que estamos viviendo. La pandemia ha desnudado las debilidades económicas y sociales del país y eso agudiza el tema del desempleo.

No se han venido cumpliendo con los parámetros de seguridad adecuados. Solamente cuando hay una acción violenta a cierto grupo, la policía juega un rol inmediato, pero no hay esa reacción cuando asesinan a un ciudadano que vive en nuestros barrios populares. Existen esos operativos pero se suelen llevar a cabo por otros hechos.

El Comité de Seguridad Ciudadana debería ejecutarse como dice la ley, no participamos realmente los ciudadanos, sino un grupo. Además, aún no se han creado consejos de seguridad, los distritos de seguridad de policías o en las UPC. El problema no es tener un policía en cada esquina, el problema es que no hay trabajo”.

Jorge Villacreses, experto en seguridad: “capacitar y reforzar a la policía”

“Nosotros históricamente sabemos que se acerca diciembre y aumentan los índices delictivos, pero en esta ocasión todavía no llegamos a diciembre y los índices se han disparado. No solo el hecho de la delincuencia común, ahora también el tema de la delincuencia organizada, de la droga y el microtráfico. Estamos perdiendo la batalla a la inseguridad, no por el hecho de que tenga más policías usted va a tener mayor seguridad, eso es algo errado y hay casos de estudio, pero tampoco tener más leyes punitivas hace que bajen los delitos.

Necesitamos una policía con bastante capacidad de investigación, que vaya a desbaratar las bandas que están incrustadas tanto en la sociedad como en las cárceles. Y capacitación permanente a la policía, dotarlos de equipos tecnológicos competitivos. Si pusiéramos cinco escuadrones de drones, bajaríamos los niveles delictivos”. (I)