El candidato demócrata Joe Biden ganó este miércoles en el estado clave de Michigan, asestándole un duro revés al presidente Donald Trump que en 2016 se impuso en este estado frente a Hillary Clinton, según las cadenas de televisión CNN y NBC.

Michigan, un estado que albergó durante años la industria automotriz de Estados Unidos, suma 16 votos para el Colegio Electoral, lo que le da a Biden un saldo de 264 electores frente a 214 de Trump. Biden ya ganó en Wisconsin y Arizona, dos estados donde Trump se impuso hace cuatro años.

Todavía están en suspenso los resultados de cinco estados, incluyendo Pensilvania, Georgia y Carolina del Norte.

Publicidad

Michigan es un estado en que el actual presidente estadounidense Donald Trump confiaba lograr los votos. Ya pasó en 2016 cuando prometió en Detroit volver con las fábricas de vehículos para estabilizar la economía local.

Demanda de Trump

La campaña de Donald Trump afirmó el miércoles que entabló una demanda en un tribunal estatal de Michigan para exigir acceso a los lugares donde se están contando las boletas, en uno de los estados aún no decididos que pudieran determinar si el presidente Trump gana otros cuatro años en la Casa Blanca.

La campaña dijo que pidió una suspensión temporal del conteo hasta que reciba “acceso significativo” en numerosas localidades y se le permita revisar boletas que ya han sido abiertas y procesadas. Trump se encuentra ligeramente detrás del candidato demócrata Joe Biden en Michigan.

Publicidad

Dijo además que va a pedir un recuento en Wisconsin, un estado que ya se declaró como ganado por Biden el miércoles por la tarde. El jefe de la campaña de Trump, Bill Stepien, mencionó “irregularidades en varios condados de Wisconsin”.

Las acciones se produjeron mientras los funcionarios electorales contaban votos en varios estados cruciales para la elección.

Publicidad

En tanto, la campaña de Biden expresó su beneplácito con el actual conteo de votos, y un abogado de la campaña dijo que están listos para cualquier batalla en las cortes. Y los demócratas en Michigan dijeron que la demanda republicana allí tenía pocas probabilidades de éxito. (I)