Publicidad

Dos firmas internacionales se juntan para hacer entregas a domicilio con drones; servicio arrancará en Quito

Tras una demostración realizada en Quito esta mañana, las firmas Rappi y Aerialoop anunciaron una fase de pruebas para entrega de comida y encargos a través de drones y pequeños naves no tripuladas.

En Quito, operadores de Aerialoop realizaron hoy vuelos de prueba con entregas reales para clientes seleccionados por la empresa Rappi. Foto: Andrés Salazar Foto: redaccion

La empresa Rappi, dedicada a entregas a domicilio, y Aerialoop, especializada en reparto urbano vía aérea, anunciaron hoy una alianza para el primer plan de entregas de comida y otros encargos a través de drones y pequeñas naves no tripuladas en Ecuador. El proyecto piloto consistirá en traslados desde Quito hasta la parroquia de Puembo, al noriente de la ciudad.

Fernando Jáuregui, jefe de operaciones en Rappi Ecuador, explicó la idea: el usuario hará su pedido directamente al restaurante o hará su encargo; luego irá un repartidor a recibir la orden y la llevará al punto de aterrizaje y despegue de drones.

Una vez allí, se colocará el pedido en la canasta del drone y este partirá hacia el próximo punto, ubicado en Puembo. En ese lugar, otro repartidor lo recogerá para llevarlo al cliente y así se completará el servicio.

Miguel Aguirre vive en Tumbaco y es usuario de Rappi. Comentó que la aplicación le ha brindado buenos descuentos. Sin embargo, en la casa de su padre, ubicada en Pifo, ya no cuenta con la cobertura de la aplicación. “Si va a existir ese punto de llegada en Puembo sería bueno que llegue a las demás parroquias aledañas”, dijo.

Pedro Meneses, CEO de Aerialoop, empresa de los drones, comentó que la ruta Quito-Puembo se cubre en seis minutos. Dos drones se encuentran habilitados, sin embargo, está previsto poner a disposición más unidades.

El equipo tiene un costo aproximado de $ 10 mil. José Barzallo, jefe de operaciones de Aerialoop, manifestó que estas pequeñas naves tienen un peso de despegue aproximado de seis kilos. La velocidad es de 70 kilómetros por hora y pueden volar un rango de 60 kilómetros de ida o 30 de ida y vuelta. Las baterías tienen 1 hora duración.

“Los drones son completamente autónomos, tienen un piloto automático preprogramado; sin embargo, siempre se mantiene un link de comunicación para conocer su ubicación, altura, velocidad y porcentaje de altura”, comentó.

Rappi es una firma internacional que inició operaciones en Quito y Guayaquil en septiembre del 2019, con 350 repartidores en tierra. Actualmente, son más de 3.500, según los reportes de la empresa. Aerialoop tiene oficinas en Perú, Estados Unidos y Ecuador. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?