Esta mañana, el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) informó que la fábrica de explosivos Explocen continúa tomada por más de cincuenta trabajadores y que habrían intereses políticos de por medio.

"Desde el ISSFA rechazamos el uso del caso de Explocen con fines de exposición política por parte de algunos actores pertenecientes a movimientos políticos y de trabajadores que han hecho públicas sus intenciones de mantener y radicalizar la toma de la fábrica. Asimismo, responsabilizamos por los daños que podría ocasionar el mal manejo de los explosivos a los habitantes de Poaló y a la planta", señaló en Instituto en un comunicado.

La fábrica está tomada por más de 50 trabajadores que no han acatado lo dispuesto, el 20 de julio de 2020, por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Ministerio de Trabajo, que resolvió que la declaratoria de huelga presentada por los dirigentes del Comité de Empresa de los Trabajadores de la Empresa quede sin efecto.

El ISSFA hizo un llamado a las autoridades competentes para que se tomen las acciones legales necesarias que permitan que Explocen vuelva a su normal funcionamiento.

El 26 de agosto, los trabajadores impidieron la descarga de 415 toneladas de nitrato de amonio que llegaron desde el Puerto de Guayaquil para su almacenamiento seguro en la planta; producto necesario para la fabricación de explosivos y, el 31 de julio, con el apoyo de la Policía Nacional se recuperaron y evacuaron de la planta de Explocen tres camiones con producto explosivo para las entregas planificadas a los clientes de Explocen. Ambas operaciones policiales fueron completamente pacíficas.

Hasta el momento, el ISSFA y Explocen han presentado tres denuncias en la Fiscalía General del Estado relacionadas a la toma de la fábrica. (I)