El Ejército de Liberación Nacional (ELN), de Colombia, difundió un comunicado que genera temor en varias poblaciones del vecino departamento de Nariño, frente a Carchi y Nariño.

El anuncio difundido en las últimas horas sobresalta la tranquilidad no solo de las comunidades y ciudades fronterizas colombianas, sino también del Ecuador, conectadas en más de veinte sitios y dividida por el río internacional Carchi – Guaitara.

La advertencia señala que como ELN, debido a la pandemia del COVID-19, muchos ciudadanos estarían tomando "como un juego", razón por la que están dispuestos a aplicar "sus propias leyes".

Publicidad

Consumidores de alcohol y drogas, sitios usadas para fiestas clandestinas, reuniones que se organizan en zonas urbanas y rurales, serán "destruidos", advierte el comunicado. “A partir de las 09:00 de la noche, no queremos encontrar a nadie en las calles, esquinas o grupos de personas, tiendas abiertas, vendedores de licores, fiestas familiares, ni a vehículos transitando”.

Insinúan que no se harán responsables de quienes irrespeten la cuarentena y se dediquen a distintos actos. La advertencia está dirigida a los municipios de frontera de: Ipiales, Carlosama, Pupiales, Aldana, Guachucal, Cumbal, cercanos a Tulcán.

También previenen a los pobladores de: La Unión, Albán, Tumaco, Samaniego y Contadero en la zona costera. El comunicado cierra: “Todas las estructuras del ELN han sido orientadas para cumplir dicha orden". (I)