¡Sigue, Otto, sigue! ¡Otto, presidente! ¡Estamos en la lucha! eran las consignas de cerca de cien personas concentradas ayer en la plaza Rocafuerte, en el centro de Guayaquil. Pedían que el exvicepresidente Otto Sonnenholzner fuera candidato a las elecciones del 2021.

“Nuestro objetivo es buscar cambios en la política nacional y creemos que Otto Sonnenholzner dará ese cambio al Ecuador. Un hombre honesto que en el poco tiempo que estuvo en el poder demostró esa capacidad de liderazgo y hoy estamos pidiendo que sea candidato. Así que, Otto, estamos esperando por tu respuesta”, dijo el guayaquileño Jorge Cagua mientras mostraba un cartel con la foto de Sonnenholzner y la bandera de Ecuador.

En tanto que Mónica Hernández aseguró que viajó desde la provincia de Santa Elena para participar en la concentración. “Estamos aquí porque queremos un cambio para el Ecuador. Los jóvenes queremos que el Ecuador surja, que sea digno de nuestros hijos”, expresó.

El evento, organizado por el movimiento ciudadano #SigueOtto, realizó lo que dijeron que sería su última concentración. Ahora esperan que Sonnenholzner acepte ser candidato presidencial, según indicó Nicolás Brito, director nacional del grupo.

Publicidad

“Este es nuestro último cartucho, ahora sí está todo en la decisión que tome el economista Otto Sonnenholzner”, afirmó el activista.

La concentración fue transmitida por la cuenta del movimiento en Facebook y duró una hora. “Hicimos una transmisión en vivo porque estamos seguros de que es la nueva forma de hacer campaña política”, dijo Brito.

Al evento asistieron seguidores de las provincias de Manabí, Santa Elena y Los Ríos, y de los cantones Guayaquil, Naranjal, Daule, Durán y Balzar, en Guayas.

Hasta ahora Sonnenholzner no se ha pronunciado sobre una posible candidatura; se conoció que se encontraba fuera de la ciudad meditando su decisión.

Lo que sí ha dicho es que trabajaría para que Ecuador tenga una opción en las próximas elecciones presidenciales que no necesariamente sería él. Además, ha mencionado que está en busca de una unidad lejana a lo radical. “Lo radical es enemigo de lo racional. Este país necesita razón, certidumbre, estabilidad y lo radical no da esos elementos”, expresó hace dos semanas en una entrevista.

También ha tenido diálogos con líderes políticos, como Jaime Nebot (PSC). (I)