El alcalde del cantón Píllaro, Francisco Yanchatipán, informó que siguiendo la sugerencia de la doctora del Cabildo y tomando en cuenta que uno de los funcionarios falleció este martes con insuficiencia respiratoria aguda, COVID-19 no identificado, se decidió el cierre temporal del edificio municipal.

A través de contacto telefónico, el funcionario de esa localidad tungurahuense explicó que el cierre de la atención municipal inicia este miércoles 15 y se extenderá hasta el 29 de julio, con el fin de salvaguardar la salud de los funcionarios y de la ciudadanía que acude a realizar los diferentes trámites en el local.

Yanchatipán indicó que también se coordinó con las áreas pertinentes para que sigan en funciones los servicios públicos como de agua potable, recolección de desechos, entre otros que son necesarios para la ciudadanía.

Dijo que si bien es cierto el funcionario municipal laboraba en uno de los mercados, se hace el cronograma para continuar con las fumigaciones no solo en el edificio municipal sino además en las zonas urbanas y rurales del cantón .

Yanchatipán explicó que mientras dure el cierre temporal de la sede se habilitará una ventanilla de 08:00 a 12:00 para el cobro de los servicios básicos, una media similar se dispuso en el Registro de la Propiedad. (I)