El tramo del bypass Quevedo – Quito se cerrará para instalar una alcantarilla de 1,80 metros de diámetro, como parte de las obras de ampliación y rehabilitación del anillo vial de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Entre el sector del Centro de Detención Provisional (CDP) hasta la avenida Jacinto Cortez, obreros trabajarán desde hoy hasta el domingo 12 en la instalación de una alcantarilla en una longitud de 21 metros y una profundidad de 11 metros, informó Patricio Navarro, director distrital del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), en la provincia tsáchila.

El MTOP informó que se prevé habilitar dos carreteras alternas: el tráfico liviano transitará por las avenidas Jacinto Cortez y Río Toachi, mientras que el transporte pesado e interprovincial de pasajeros transitará por la vía Quevedo – bypass Quevedo – Orangine – Sueño de Bolívar – KFC, y viceversa. Se recomienda conducir con precaución por las rutas previstas.

La ampliación de la vía, adjudicada en el 2019, se ejecuta en tres tramos, por un monto de $17,64 millones (sin impuestos) y con un plazo de ejecución de 450 días.

En esta arteria vial circula el 70% del transporte pesado del país, y con la ampliación se mejoraría las condiciones de seguridad y transitabilidad de los usuarios entre Santo Domingo de los Tsáchilas y Los Ríos, (I)