En el aeropuerto de Catamayo se realizaron las primeras pruebas rápidas para detectar casos de COVID-19 entre los pasajeros que pretendían viajar desde Loja hacia Quito.

La mañana de este viernes 19 de junio, los viajeros hicieron fila en el área de enfermería antes de ingresar a los mostradores de la aerolínea Aeroregional. Ellos se sometieron al test y aguardaron por su resultado.

A partir de este viernes, todos los pasajeros de vuelos nacionales deben tener una prueba con resultado negativo de COVID-19, efectuada máximo 72 horas antes del viaje. Quienes no tengan el certificado se someten al test en las terminales aéreas.

Publicidad

En total se registraron 53 pasajeros, sin embargo solo 50 se presentaron para el viaje a Quito. De ese grupo, dos de ellos fueron impedidos de ir en el vuelo pues su resultado dio positivo.

Entre quince a veinte minutos se demoró cada usuario al pasar este control previo a su viaje, esta mañana. “Cinco minutos en fila, más tres minutos en la toma de la prueba y entre diez a quince minutos para que nos den el resultado, no hay que esperar mucho” dijo uno de los viajeros.

Hubo otros viajeros que no debieron hacerse la prueba, pues presentaron un documento en el que constaba que se habían tomado la prueba con resultado negativo en horas previas al viaje.

Publicidad

Muchos de los pasajeros no debieron pagar la prueba a excepción de quienes compraron su ticket con la denominada tarifa preferencial, es decir, debieron cubrir un monto de $20 por la prueba en ese momento. Quienes compraron el ticket en una sola ruta de Loja a Quito en $80 no pagaron el valor de la prueba.

Varios viajeros mostraron alegría y tranquilidad al enterarse que su resultado fue negativo en el test de COVID-19.

Publicidad

Otro grupo de 57 pasajeros llegaron a Loja en otro vuelo proveniente de Quito (I)