Jorge Wated, ahora presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), negó que la campaña por la consulta popular del 2018 se haya financiado con recursos de las empresas públicas.

El portal web La Posta publicó esta tarde una denuncia en la que se menciona que las actividades proselitistas por el Sí habrían costado unos $ 5 millones, que salieron de las arcas de empresas públicas como Flopec, Celec, Petroecuador y otras.

De este monto, supuestamente destinado al pago de tarimas, camisetas y recorridos, $3,5 millones se habrían obtenido de “simulaciones de contratos”, y el resto era dinero en efectivo. Y que se habría manejado una “doble contabilidad” en el movimiento de Gobierno.

En la nota se señaló que Wated recibió en diciembre pasado un correo con los requerimientos de gastos enviados por un consultor político. El medio reseñó que en ese entonces él era presidente del directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicos (EMCO). Además, se muestra un desglose detallado de los gastos, su finalidad y sus responsables.

Publicidad

En este proceso electoral se consultó a la ciudadanía sobre siete temas, entre ellos la obligatoriedad de que los funcionarios públicos no tengan cuentas en paraísos fiscales.

Wated dijo a este Diario que fue coordinador de la campaña de Alianza PAIS (AP), pero no su tesorero. Esa función la ejercía Patricio Beltrán. El secretario ejecutivo de AP era Gustavo Baroja, entonces prefecto de Pichincha.

“Con las empresas públicas no se ha generado ninguna acción por lo menos de mi parte… Mi trabajo estuvo en la coordinación con el resto de organizaciones políticas y sociales que se juntaron (para la campaña). Y que el movimiento se despliegue en el territorio”, explicó el funcionario, e insistió en que no hubo un doble registro contable.

“Los recursos que se usaron (en AP) sumaron $650 000 aproximadamente, según lo que se envió al CNE (Consejo Nacional Electoral)… Si alguien le sacó recursos a las empresas públicas debería responder por eso, pero no fue nuestro caso”, indicó.

Agrega que en esas fechas él no era titular de la EMCO, sino del Servicio de Contratación de Obras (Secob). El encargado de las empresas públicas era Édison Garzón.

“El correo que dicen que me han enviado está relacionado a un presupuesto que hicieron antes de que me pidieran que yo coordine la campaña. Yo no lo he recibido. Ese monto era imposible de levantar, además no era necesario porque hubo 18 organizaciones políticas que se sumaron a la consulta, como PSC, CREO, Centro Democrático… y cada una manejó su propia contabilidad”, expresó Wated.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Lenín Moreno dijo esta noche que solicitará la investigación de la contabilidad de las empresas públicas mencionadas por La Posta pues no permitirá que se deslegitime la voluntad popular.

El presidente del IESS indicó: “Yo me voy a adherir a esa investigación porque es lo que corresponde”. (I)