El diario estadounidense The New York Times publicó un video que compila detalles de los últimos momentos de vida de George Floyd, el afrodescendiente que murió cuando varios agentes de la Policía de Minneapolis la detuvieron. Uno de los uniformados le impidió que respirara, según los videos registrados por transeúntes.

Ocho días después de ese hecho, que ha despertado la ira de minorías sociales en esa y otras 50 localidades de Estados Unidos, se han desatado las peores jornadas de protesta social y vandalismo en su historia.

“No puedo respirar. Por favor, dejen que me levante. ¡No puedo respirar!”, alcanzó a decir Floyd.

Los videos que circulan en redes sociales se han convertido en símbolo de la protesta social, como una muestra de racismo que ha cobrado de la vida de decenas de personas afrodescendientes por parte de policías en el país del norte.

Publicidad

El video del NYTimes recopila documentos, llamadas de emergencia, imágenes que no habían circulado de cámaras de seguridad y grabaciones de testigos. Con estos elementos, se reconstruye una línea de tiempo de lo que ocurrió en la detención de Floyd.

Uno de los periodistas del medio, Evan Hill, publicó un hilo en Twitter en el que explicaba cómo los primeros policías que llegaron al lugar donde estaba Floyd primero lo detuvieron, porque se lo ve dentro de un vehículo; al poco tiempo se ve cómo el policía Derek Chauvin lo empuja hacia afuera de nuevo. A partir de este momento aparecen viídeos de distintos testigos para retratar cómo lo asfixiaron.

Según esta investigación, Floyd expresó 16 veces en cinco minutos que no podía respirar (I can't breathe), mientras que Chauvin mantuvo su rodilla sobre el detenido durante casi nueve minutos, de los cuales Floyd estuvo inconsciente tres minutos.

Incluso, se ha creado un sitio web: https://8m46s.com/ para recordar que el 25 de mayo un hombre rogó por poder respirar durante 8 minutos y 46 segundos.

Manifestaciones por justicia se vuelven violentas

Las marchas y desmanes no han podido ser contenidas por los departamentos de policía locales. Patrullas han sido destruidas por el paso de los manifestantes. Esto generó la advertencia del presidente Donald Trump sobre una respuesta militarizada.

A pesar del toque de queda en diversas ciudades, las manifestaciones se repiten cada noche. En Nueva York, el alcalde Bill de Blasio anunció un toque de queda y que continuará vigente hasta por lo menos el domingo, pero rechazó la exigencia del presidente Donald Trump de convocar a la Guardia Nacional, aunque el gobernador Andrew Cuomo ofreció poner esos recursos a su disposición. (I)