Desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Cooperación Financiera para el Desarrollo de EE. UU. (DFC) provienen los recursos que se entregarán para créditos productivos a bajas tasas de interés, con el fin de apoyar la reactivación de micro, pequeñas y medianas empresas.

La iniciativa que acaba de presentar el Gobierno se denomina Reactívate Ecuador. En total son $ 1150 millones que buscan apoyar a las empresas que han tenido problemas debido al COVID-19.

Según el Ministerio de Finanzas, $500 millones han llegado de varios multilaterales (BM, BID y FMI) y se entregarán a través de la banca privada.

La iniciativa arrancó el 25 de mayo, primero con el Banco del Pacífico. Se trata de créditos al 5 % con seis meses de gracia y tres años de plazo. Los fondos podrían ser desembolsados en máximo 10 días.

Publicidad

Previamente se deben entregar documentos de identidad, planillas de servicios y declaraciones de impuestos del 2018 y del primer trimestre del 2019. Para las sociedades también es necesario entregar balances financieros hasta el 31 de diciembre de 2019.

Los créditos pueden ser destinados para el pago de nómina, costos operativos esenciales durante seis meses, obligaciones vencidas con proveedores y otras obligaciones previstas hasta el 31 de diciembre de este año.

Los montos de los créditos dependen del tamaño de las empresas. Por ejemplo, las microempresas pueden recibir desde $500 hasta $30 000; mientras las pequeñas desde $30 000 hasta $300 000; y finalmente, las medianas desde $300 000 a $500 000.

Las micro, pequeñas y medianas empresas que no tengan garantías pueden aplicar al Fondo de Garantías que cubren el 80% del crédito.

Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), consideró que el anuncio es positivo, pues el producto es desembolsado de manera ágil y con una tasa competitiva.

Sin embargo, los condicionamientos dejan sin acceso a varias empresas que están requiriendo los recursos. Explicó que lamentablemente el Gobierno ha excluido a aquellas que facturan entre $2 millones a $5 millones, pese a que estas se encuentran en la categoría de medianas empresas.

Publicidad

En este sentido dijo que se ha hecho la solicitud oficial a Finanzas y a Industrias para que revean este condicionamiento y están a la expectativa de la respuesta a esos pedidos. También dijo que falta información sobre el acceso al fondo de garantías.

De otro lado, se espera que lleguen unos $260 millones desde el Banco Mundial y que están destinados a ser manejados por la Corporación Financiera Nacional (CFN) y también dedicados a micro, pequeñas y medianas empresas, así como al fortalecimiento del fondo de garantías. Estos fondos llegarían en la última semana de junio o la primera de julio, según las previsiones.

Entre tanto, el BID ha aportado con $90 millones que serán entregados a cooperativas y al Conafips para canalizarlos a entidades de la economía popular y solidaria.

Estos pueden ser de hasta $50 000 para créditos individuales y $200 000 en créditos asociativos. En estos casos, el plazo es de 30 meses con seis de gracia y las tasas del mercado son hasta 10 puntos menores de la tasa actual del mercado, por lo que quedarían entre 19% y 28%.

Adicionalmente, los $300 millones de la Cooperación Financiera para el Desarrollo de EE. UU. serán entregados de manera privada.

Según el ministro de Finanzas, Richard Martínez, estos productos sirven para que las empresas tengan oxígeno. Explicó que las condiciones y montos pueden ser revisados en el tiempo. Adicionalmente, comentó que con el proceso de repago permitirá incrementar el volumen de los créditos.