Pararon la marcha del tráiler cuando este salía de la provincia del Guayas y se llevaron un cargamento de 3000 cajas de guantes de látex, valorados en más de 3000 dólares.

Eran tres supuestos agentes de tránsito realizando un control en la carretera que pararon el carro en el kilómetro 99 de la vía a Balzar.

Pidieron documentos a Richard Jara, conductor y propietario del vehículo pesado que se dirigía a Quito a entregar el producto a varios negocios. Minutos después lo apuntaron y metieron en la parte posterior del vehículo. Tras ser liberado por los ladrones, Jara buscó a la Policía y se realizó un operativo y se localizó el vehículo pesado dentro de una finca ubicada en la provincia del Guayas, cerca de Balzar.

Ahí solo se hallaron 430 cajas de las 3000 que se transportaban en el contenedor.

Un hombre de 38 años que estaba custodiando el vehículo robado y quien cuidaba la finca fue detenido para investigaciones y trasladado a la Fiscalía, pero horas después salió en libertad tras obtener medidas sustitutivas a la prisión preventiva.

Carlos Ponce, el perjudicado, cree que ya habían planeado el robo, pues ahora los guantes son unos de los insumos médicos más cotizados en el mercado.

Él se mostró indignado tras conocer que el único detenido había salido libre.

“Es lamentable que la justicia sea así, que le hayan dado una medida sustitutiva a un delincuente, dijeron que por la emergencia sanitaria no lo dejaban preso, pero no consideraron esa misma emergencia para autorizar la devolución de las cajas de guantes que recuperamos para hacer la entrega a hospitales y clínicas”, sostuvo el afectado que indicó que la mercadería debía ser entregada a algunas farmacias y clínicas privadas de la capital. (I)