Mocha es el único cantón de Tungurahua que se mantiene con 0 casos de COVID-19, sin embargo, no cambiará de color del semáforo, continuará en rojo.

El alcalde de Mocha Danilo Ortiz mencionó que algunos aspectos se tomaron en cuenta por parte del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal para seguir con estrictas medidas de restricción, entre esas la falta de un hospital que permita atender de manera adecuada a los contagiados en caso de presentarse.

Contó que el cantón cuenta con un subcentro de Salud, donde apenas hay un tanque de oxígeno para atender a los pacientes, por lo que advierte que no saben qué puede pasaría si se registra más de un contagiado por COVID-19. Agregó que no quieren saturar más a las casas de salud de la provincia que atienden a enfermos con el virus.

Por aquello, el alcalde habló continuar con las medidas de bio seguridad como el uso de mascarillas y el distanciamiento social por parte de la población.

También citó la fumigación a los automotores en la única vía de ingreso al centro de la urbe, como también con el gobierno provincial de Tungurahua se lo hace a los vehículos que llegan desde la provincia de Chimborazo.

Aseveró que como alcalde personalmente se trasladó de barrio en barrio por el cantón transmitiendo de lo que se trata la pandemia, así como las medidas de seguridad sanitarias que se deben adoptar de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que por esa razón incluso por dos días no se realizaron las ferias cantonales de los días miércoles.

“Por eso mis ciudadanos saben que en la etapa de aislamiento no tienen que salir de sus casas a no ser para algo estrictamente necesario; además en las ferias se realizan estrictos controles sanitarios, primero las personas se lavan las manos, luego se les toma la temperatura, así como la saturación de oxígeno, los que no pasan esos parámetros no pueden ingresar”, dijo el alcalde.

Ante esas medidas hubo personas que no han podido ingresar a las ferias. La semana anterior, tres comerciantes de fuera del cantón presentaron alteraciones en sus condiciones de salud, por lo que se les advirtió de la necesidad que vayan a aislamiento, comentó Ortiz. (I)