Este viernes el ministro de Justicia brasileño, Sergio Moro, conocido por sus cruzadas contra la corrupción, renunció a su cargo en el gobierno del presidente Jair Bolsonaro (ultraderecha).

Moro hizo el anuncio en una conferencia de prensa después que el presidente resolvió nombrar un nuevo jefe de la policía federal en medio de la pandemia de coronavirus.

El jefe de la policía federal Mauricio Valeixo colaboró estrechamente con Moro en la gran investigación Lava Jato hasta el fin de 2018. Esta envió a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, al director general de la gran empresa de la construcción Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y a decenas de políticos y empresarios en toda Latinoamérica.

Moro dijo a la prensa que le había advertido a Bolsonaro que destituir sin causa al jefe de la policía era un acto de injerencia política, pero el presidente decidió proceder, sin consultarlo. (I)