Los líderes del Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca acordaron el martes una ayuda adicional a la economía, castigada por el coronavirus, de casi 500 000 millones de dólares, un plan que el presidente Donald Trump instó a aprobar rápidamente antes de comenzar las discusiones sobre otro más.

El acuerdo proporciona 321 000 millones de dólares para préstamos a pequeñas empresas, 60 000 millones de dólares para otro programa de créditos de emergencia -también para pequeñas empresas-, 75 000 millones de dólares para hospitales y 25 000 millones de dólares para pruebas de coronavirus, dijo un asesor legislativo republicano.

Se espera que el Senado vote el plan más tarde el martes y que la Cámara de Representantes lo haga después, probablemente el jueves.

Publicidad

Los líderes del Congreso habían dicho que estaban muy cerca de un acuerdo para proporcionar más dinero a las pequeñas empresas, después de que un fondo inicial de 350 000 millones de dólares se agotó rápidamente.

En tanto, sobre el nuevo decreto del presidente Trump que prohíbe la inmigración a Estados Unidos, este tendría una duración de 30 a 90 días, con la posibilidad de ser renovado, y se aplicará a aquellos que buscan un estatus migratorio permanente, dijo un funcionario de alto rango.

Otros trabajadores, como los que tienen las llamadas visas H1-B, estarían cubiertos por otra medida, agregó la fuente, que explicó que al quitar ese elemento más complicado el decreto podría estar listo para que Trump lo promulgue más tarde este martes o el miércoles.

Publicidad

Trump anunció en un tuit el lunes por la noche que prohibiría la inmigración debido al coronavirus y para proteger los empleos estadounidenses.

Los opositores ven la medida como un intento de usar la crisis de salud para cumplir con la promesa política del republicano de reducir el ingreso al país de personas, tanto legales como ilegales.

Publicidad

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el decreto incluirá exenciones para los involucrados en responder al brote de coronavirus, incluidos los trabajadores agrícolas y aquellos que ayudan a asegurar el suministro de alimentos en Estados Unidos. (I)