Publicidad

Rol de FF. AA. en la emergencia debe enfocar múltiples campos

El ministro Oswaldo Jarrín señaló que 25 000 efectivos militares están destinados para la emergencia. La cifra sube.

Miembros de las Fuerzas Armadas trasladaron un hospital móvil vía terrestre desde Quito hacia Guayaquil, el pasado lunes. También colaboran en su montaje. Foto: Cortesía del Ministerio de Defensa. Foto: redaccion

Desde el 16 de marzo, día en el que el presidente Lenín Moreno decretó el estado de excepción para contrarrestar la pandemia del COVID-19 en Ecuador, las Fuerzas Armadas (FF. AA.) empezaron a activarse en áreas que no son usuales, sino en desastres naturales, como el de abril del 2016.

Al 20 de marzo, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, informaba que 25 000 efectivos (de cerca de 42 000, registrados al 2018) serían empleados para esta emergencia. Sin embargo, este domingo, en Twitter, Defensa y FF. AA. aseguraban que más de 40 000 soldados, con material y equipo, protegen a la población en la emergencia.

La distribución de los efectivos se da a través de cinco comandos operacionales que controlan y vigilan el cumplimiento de la reducción de la movilidad en todo el país.

Tanto Defensa como las FF. AA. son parte del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE-N), organismo que decide y direcciona a los COE seccionales.

Publicidad

Las FF. AA., desde el 13 de marzo, recibieron la disposición de Jarrín para apoyar “las tareas que se emprendan desde otras instituciones estatales”. Además, se activaron dos recursos para atención médica: el sistema de evacuación aeromédica para las islas Galápagos y otros lugares de difícil acceso en el continente y un hospital móvil con 20 camas de capacidad para Esmeraldas, desplegado desde Chimborazo.

Un tercer recurso utilizado fue una aeronave para evacuar, desde Arica-Chile, a 37 atletas y 7 instructores ecuatorianos.

Aunque los controles de movilidad y restricciones de circulación se dan en todo el país, el 22 de marzo, otro decreto ejecutivo, el 1019, creó la Fuerza de Tarea Conjunta Guayas, al mando de militares, con la participación de tres fuerzas: Ejército, Aérea y Naval, y de efectivos de la Policía Nacional, la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

Los principales objetivos de esta Fuerza son restringir la movilidad, según disposiciones del COE-N, y generar responsabilidad y conciencia ciudadana sobre medidas de salubridad.

No se conoce cuántos militares están operando –al momento– en Guayas, solo que 117 efectivos de fuerzas especiales del Ejército se movilizaron desde la Brigada n.° 9 Patria, ubicada Latacunga, para realizar patrullaje en Guayaquil.

Brigadas y batallones de las FF. AA. colaboran con los COE provinciales y cantonales, Gobierno Central y empresa privada en fumigaciones, distribución de miles de kits de alimentos o insumos de protección, en zonas donde reside población de bajos recursos económicos.

Publicidad

En Guayas, la Fuerza de Tarea Conjunta entregó 35 280 kits de alimentos. En Loja transportó unos 2000 kits de alimentos y material antiséptico. En Pichincha, 7000 kits de alimentos en las nueve zonales de Quito. En Azuay y Zamora Chinchipe también.

En las fronteras, durante la emergencia, los militares enfocan su trabajo en evitar el ingreso de extranjeros por pasos ilegales para prevenir contagios. El 4 de abril, las FF. AA. reportaron la destrucción de un paso ilegal en Rumichaca. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Ecuador existen 95 pasos ilegales.

Los altos mandos de Ecuador se reúnen con sus similares de Colombia y Perú en las fronteras con este fin. Los vecinos militarizaron sus fronteras.

Otra acción de las FF. AA. en esta emergencia fue la donación de sangre. 800 militares en Latacunga, Loja, Zamora Chinchipe y Santo Domingo de Tsáchilas acudieron al llamado de la Cruz Roja para hacerlo y evitar el desabastecimiento.

En cuanto a la protección que tiene para realizar sus tareas, los militares han recibido algunas donaciones e, inclusive, los uniformados de la Brigada de Fuerzas Especiales n.º 9 Patria se unieron para confeccionar mascarillas de protección para uso de los soldados.

Dadas las bases militares en todo el territorio, sus capacidades humanas, médicas, de transportación por aire, mar y tierra y comunicacionales de las FF. AA., Diario EL UNIVERSO solicitó al Comando Conjunto una reseña, con cifras globales, de la utilidad que se está dando a esos recursos en la emergencia sanitaria, pero aún no se obtiene respuesta. Los datos conseguidos para esta nota periodística son una recopilación de las publicaciones realizadas en las páginas web de las tres fuerzas y del Ministerio.

Fuera de las actividades por la emergencia sanitaria, las FF. AA. mantienen sus rutinas cotidianas de controles minero, marítimo, de armas y otras.

Entre esas actividades, en este periodo, están: dos controles de embarcaciones con posibles polizones, uno fue descartado y el otro confirmado, patrullajes e inspecciones permanentes de embarcaciones y de personal en la jurisdicción del archipiélago de Jambelí, controles en Machalilla y Ayampe, rescate de cuatro personas y dos embarcaciones pesqueras a 25 millas náuticas de la puntilla de Santa Elena.

Además, dos operativos militares para combatir la minería ilegal en Zamora Chinchipe y Loja, decomiso de armas a ciudadanos que intentaban ingresar a Loja, controles en la periferia del Centro de Rehabilitación Social en Loja, entre otras acciones. (I)

Recursos

En diferentes fechas, disposición de recursos humanos y logísticos para patrullajes móviles: 3 camiones y 61 efectivos de la Infantería de Marina, 2300 efectivos entre militares, policías, de la CTE y ATM, 2 helicópteros de la Armada y FAE, 45 miembros de FF. AA., 52 efectivos militares. Apoyo en recolección de cadáveres.

Zonas

En especial Guayaquil, Samborondón y Durán, retenes en los ingresos y salidas de Guayaquil. Otros sectores como el Guasmo, isla Trinitaria y más.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?