QUITO

El Banco Central adquirió, el 20 de marzo pasado, una línea de facilidad de liquidez por $ 300 millones utilizando al oro monetario como un activo para conseguirlo.

Así lo explicó el ex ente emisor, a la par que dijo que esta operación está amparada en el artículo 38 del Código Orgánico Monetario y Financiero.

La línea de crédito que tiene se obtuvo con una tasa de 2,6%, provino de “una de sus contrapartes internacionales”, dijo el BCE, aunque no la identificó. Según el Banco, estos recursos se gestionó a modo de previsión ante la baja experimentada de activos líquidos externos en las Reservas Internacionales del país.

Publicidad

El BCE dijo que la operación establece que 240 mil onzas de oro se mantengan inmovilizadas en la cuenta del Banco Central del Ecuador en el exterior.

Cabe mencionar que esta facilidad se ha activado en ocasiones anteriores, sin embargo, dado el aumento del precio de dicho commodity, en esta oportunidad el BCE logró disminuir el oro restringido requerido en 100 mil onzas.

De acuerdo a los plazos, el BCE dijo que las onzas estarán nuevamente disponibles en las Reservas Internacionales, una vez que se cubran los $ 300 millones, lo cual tomará un periodo máximo de 1 mes.

Respecto del uso de los recursos de la mencionada facilidad de liquidez, resulta importante indicar que, con el objeto de atender las necesidades de billetes y monedas de la ciudadanía, con fecha 26 de marzo de 2020, se importaron $ 300 millones en billetes desde las cuentas del BCE en la Reserva Federal de los Estados Unidos de América. Esta importación se la realizó anticipando posibles complicaciones logísticas de vuelos internacionales que puedan arribar a Ecuador producto de la expansión de la pandemia Covid-19 a nivel mundial. Los recursos se encuentran en el país para atender los requerimientos de la ciudadanía y garantizar la provisión de especies monetarias.

Los ecuatorianos deben tener la plena confianza que el Banco Central del Ecuador administra de forma técnica y transparente el portafolio de oro, trabaja en función de las competencias establecidas en la Ley, y las operaciones financieras internacionales que se realizan se suscriben al objetivo único de proteger el esquema de dolarización, de tal forma que se garantice que el dinero de cada ciudadano esté seguro, coadyuvando así al desarrollo económico y social del país.

En la semana de realización de la operación también se realizó el pago de $ 324 millones por el saldo de los bonos de deuda 2020.