Los llamados pasos informales permiten el acceso de las poblaciones fronterizas de Cumbal, Cuaspud, Chiles, Carlosama, La Victoria, San Juan, Tallambí, La Victoria, San Jorge, Yarumal e Ipiales, de la vecina Colombia, con parroquias de Tulcán. Y esto ha incidido en el aparecimiento de bandas dedicadas al tráfico de personas.

Oswaldo Forero, comandante del Grupo Militar Cabal de Ipiales, señaló que estas estructuras han creado corredores en la frontera y que estarían operando en el barrio Monserrath de Ipiales.

De ahí que anunció el blindaje de estos sectores con la presencia de policías y militares.

Publicidad

El Ejército colombiano ha desarrollado cuatro operativos que generaron la captura de más de 16 personas.

En las poblaciones de Yarumal, San Antonio, El Palmar, los coyotes recibieron a la fuerza pública con disparos, produciéndose enfrentamientos; ahí se descubrió en uno de los automotores inmovilizadas a 27 personas que estaban escondidas en un contenedor.

En esa acción, 21 de las 27 personas eran mujeres y cinco estaban embarazadas, dijo con pesar Forero, quien agregó que esas ciudadanas eran venezolanas y que fueron entregadas a Migración Colombia.

Publicidad

“Todos los días hay algo, no solo en el barrio Monserrath o en el puente de Rumichaca, sino en los 37 pasos irregulares que acabamos de contabilizar con la Brigada 31 Andes de Ecuador”, sostuvo Forero.

Los pasos son abiertos por los comuneros o contrabandistas y no son reconocidos por las cancillerías de los dos países. No obstante, la vigilancia permitió descubrir seis trochas o caminos de tercer orden.

Publicidad

Antes estaban contabilizados 31 pasos entre Carlosama e Ipiales, frente a Tulcán, por donde las autoridades de Ecuador y Colombia coinciden que pasa de todo de contrabando, como droga, medicinas, mercancías, incluso personas .

Luis Chica, comandante de la Subzona de Policía Nacional de Carchi, reconoció que existen bandas de trata de personas que operan armadas, pero indicó que eso sucede en Colombia.

Señaló que luego de la alerta colombiana se fortalecieron los operativos en las parroquias El Carmelo y Julio Andrade.

Desde que rige la restricción de ingreso para quienes no disponen de cualquier tipo de visa para entrar a Ecuador, es un secreto a voces que pagan entre $20 y $30 para llegar a Julio Andrade, donde abordan buses públicos para continuar hacia el sur del país.

Publicidad

En La Victoria, frente a El Carmelo (Ecuador), disidentes de las FARC se han unido para delinquir, dijo el militar Forero, quien sostuvo que esas organizaciones se autodenominan Los Alpargates, Los Montanches, Los Pauchados, Los Zorros, Los Zorrillos.

Aseguró que esos grupos promueven la extorsión, secuestro, narcotráfico, trata de personas, especialmente en los sectores de Yarumal, La Estrella, La Victoria, San Jorge, frente a El Carmelo.

Los operativos que buscan desarmar a extranjeros que arriban a Ecuador desde territorio colombiano fueron intensificados en estos días, según Medardo Ramos, jefe del Distrito de Policía en Tulcán.

Durante el feriado de carnaval se decomisaron 103 armas blancas en la capital carchense, de las cuales 91 eran portadas por ciudadanos venezolanos, que se movilizaban con cuchillos, desarmadores, entre otros elementos cortopunzantes. En los cuatro días 347 extranjeros fueron revisados.

Denuncias

El Ejército colombiano ha recibido 57 denuncias sobre organizaciones delictivas, pero la gente teme oficializarlas. “Sin las denuncias, que pueden darnos un piso jurídico, resulta imposible judicializar a los aprehendidos, a pesar de que las víctimas son extorsionadas y después ya no quieren hablar”, lamentó Oswaldo Forero, jefe militar colombiano. Él sostuvo que catorce mandos de grupos delictivos han sido desarticulados, pero que estas estructuras aplican relevos. (I)