Actualizado a las 16:30

En medio de vítores de sus simpatizantes y ataques de sus detractores, el líder opositor Juan Guaidó arribó este martes a Venezuela tras una gira internacional de casi tres semanas que realizó por Estados Unidos y Europa para estrechar alianzas con los gobiernos aliados.

Cerca de las cinco de la tarde, el también jefe de la Asamblea Nacional anunció en su cuenta de Twitter que “ya estamos en Caracas. Traigo el compromiso del mundo libre, dispuesto a ayudarnos a recuperar la Democracia y la Libertad”.

“Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer”, expresó el líder opositor en su cuenta de la red social.

Publicidad

Poco después, Guaidó salió por una de las puertas del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía saludando con el brazo derecho mientras decenas de seguidores lo aupaban y, en contraste, los simpatizantes del gobierno le gritaban “traidor” y “sucio”.

El opositor arribó al aeropuerto de Maiquetía en un vuelo de la línea portuguesa TAP proveniente de Lisboa.

Reconocido como mandatario encargado por medio centenar de países, el dirigente retorna luego de violar por segunda vez una prohibición de salida del país dictada por la máxima corte, de línea oficialista.

Venezuela: ya estamos en Caracas.

Rodeados por policías

Guaidó ya "viene volando", dijo a periodistas la diputada opositora Delsa Solórzano desde Maiquetía, al denunciar que agentes policiales impidieron el avance de una caravana vehicular de parlamentarios opositores que planeaban recibir a su colega.

El regreso al país fue adelantado la víspera por Guaidó, quien expresó en un video que difundió en redes sociales que volvía “con compromisos de nuestros aliados, con acciones y medidas que se irán ejecutando”.

El jefe de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, ha asegurado que “no va a pasar nada” cuando vuelva Guaidó, mientras Maduro y otros dirigentes han exigido abrir nuevos procesos contra él.

Publicidad

Guaidó visitó Colombia, varios países europeos, Canadá y Estados Unidos, donde fue recibido en la Casa Blanca por el presidente Donald Trump.

Al grito de "Conviasa se respeta" y "¡Guaidó fascista!", trabajadores de la aerolínea estatal, sancionada el pasado 7 de febrero por Estados Unidos, irrumpieron en el área donde diputados y periodistas esperan el arribo de Guaidó.

Fabiana Rosales, esposa del político, indicó que miembros del "cuerpo diplomático acreditado" lo recibirán en el aeropuerto, como ocurrió en marzo de 2019.

La gira de Guaidó comenzó el pasado 19 de enero, cuando viajó clandestinamente a Colombia para reunirse con el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo. (I)