Las fuertes lluvias registradas en las últimas horas inundaron gran parte del centro poblado del recinto Macará, en la parroquia Tonchigüe, del cantón Atacames, en el sur de la provincia de Esmeraldas.

Algunas viviendas resultaron afectadas por el agua, dijo Jorge Angulo Basurto, dueño de una de las casas anegadas. Debió evacuar todos sus enseres y con su familia están albergados en la vivienda de un hermano que reside en una parte un poco más alta.

Refirió que la creciente se generó por un ducto que permite el desfogue hacia una alcantarilla, que se habría taponado.

Maquinaria del Municipio de Atacames arribó en horas de la noche del viernes para limpiar el canal de desfogue.

Las comunidades Los Laureles y Balzar de los Chachis, en Muisne, están incomunicadas por la rotura del camino vecinal, informó Jeffry De La Cruz, dirigente chachi.

La creciente del río Cojimíes que limita con la parroquia San José de Chamanga, con Manabí, ocasionó estos daños el jueves anterior, indicó (I)