Alexander Vindman, testigo clave de juicio político contra Donald Trump, fue removido de su cargo y fue 'escoltado' por guardias de seguridad al exterior de la Casa Blanca, de acuerdo a un reporte de NPR (la radio pública de Estados Unidos).

El teniente coronel Vindman, militar condecorado y asesor de seguridad nacional, es el experto de Ucrania en el Consejo de Seguridad Nacional que se convirtió en testigo estrella en las audiencias de juicio político de la Cámara sobre los tratos del presidente estadounidense Donald Trump con Ucrania. Según su abogado, David Pressman, Trump había "decidido ejercer venganza".

Horas antes, Trump había dicho que quería que Vindman se fuera.

Publicidad

"No estoy feliz con él", dijo Trump, que fue absuelto por el Senado el miércoles de cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso.

"¿Creen que debería estar feliz con él?", preguntó a periodistas. "No lo estoy".

Vindman, que fue director de Asuntos Europeos en el Consejo de Seguridad Nacional, fue testigo de la llamada el 25 de julio de Trump al presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en la que el estadounidense le solicitó investigar a su posible rival político Joe Biden.

Publicidad

Citado por el Congreso a testificar en las audiencias, Vindman, nacido en Ucrania y quien recibió un reconocimiento por heridas en Irak, dijo que las acciones de Trump habían sido "inapropiadas".

"La verdad le ha costado al teniente coronel Alexander Vindman su trabajo, su carrera y su privacidad. Hizo lo que cualquier miembro de nuestro ejército tiene que hacer todos los días: siguió órdenes, obedeció su juramento y sirvió a su país, incluso cuando hacerlo estaba lleno de peligros hasta de nivel personal. Y para eso, el hombre más poderoso del mundo, impulsado por lo silencioso, lo flexible y lo cómplice, ha decidido vengarse ", dijo Pressman. (I)