Unos $82 millones dejó de pagar el Gobierno entre enero y noviembre del 2019 por subsidio a la gasolina súper, tras la liberalización del precio de este combustible decidida justamente hace un año, mediante Decreto Ejecutivo 619, según cálculos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Se trata de una cifra menor a la esperada debido –entre otros factores– a que una buena parte de los ciudadanos que consumía súper migró a la extra y a la ecopaís.

Cuando se anunció la medida, el Gobierno había mencionado que ese subsidio le costaba unos $ 144 millones.

El 27 de diciembre de 2018 el país amaneció con la noticia de la liberalización del precio de venta de la gasolina súper.

Publicidad

El ministerio anunció que su precio sería regulado “a base del precio entregado en las terminales de la empresa pública EP Petroecuador”, de acuerdo con el artículo 1, inciso 6 de la Reforma al Reglamento Sustitutivo para la Regulación de los Precios de los Derivados de los Hidrocarburos, publicado en el Registro Oficial el 26 de diciembre de 2018, mediante Decreto Ejecutivo 619.

Sin embargo, a partir del 2018 cuando se anunció primero una reducción del subsidio en agosto y finalmente la liberalización del precio en diciembre, el consumo de este combustible se fue en picada.

Según las cifras del Banco Central del Ecuador (BCE), en enero del 2018 en el país se consumían unos 385 500 barriles de gasolina súper al mes; pero para octubre ya se había llegado a 257 400 mensuales (una reducción del 32 %). Y la tendencia continuó a la baja.

Así, en septiembre del 2019, se consumieron unos 204 000 barriles, y en octubre, tras las protestas por un nuevo intento de eliminación de subsidios (esta vez de la gasolina extra y del diésel) el consumo bajó a 199 600 barriles mensuales.

Jorge Cajiao, coordinador de la Federación de Distribuidores de Combustibles del Ecuador, confirma que en el mercado de consumidores de combustibles local ha habido una migración de gasolina súper a la extra.

“Nosotros advertimos al Gobierno que no era una medida lógica, quitar el subsidio a la súper y mantener el de la extra y del diésel”, recuerda. Y asegura, por ejemplo, que se ha visto el despunte de compra de camionetas a diésel, no necesariamente para trabajo, sino para ocio.

Publicidad

Para el dirigente la caída del consumo de la súper debe estar en el 50 % a nivel nacional.

Francisco Silva, vicepresidente de la Cámara de Distribuidores de Derivado de Petróleo del Ecuador (Camddepe), coincide en que se ha dado dicho cambio “en el apetito” de los consumidores.

El dirigente agrega que un tema que no termina de convencer es la fórmula de cálculo del precio liberalizado. Explica que existe una diferencia bastante amplia entre el precio de la súper y la extra. Y que normalmente el consumo de combustibles, tanto de súper, extra y eco, crece el 6 % anual, pero este año será la excepción y posiblemente baje el nivel de consumo general. Esto por los problemas suscitados en octubre pasado.

En todo caso, el Gobierno ha logrado un ahorro de $ 496 millones entre enero y noviembre del 2019, comparado con el mismo periodo del 2018.

El mayor ahorro, es decir $421 millones, está en la extra y ecopaís. Esto, porque antes de la liberalización de la súper, el Gobierno redujo el subsidio de esas otras gasolinas.

Revisión de los subsidios

2020

Los distribuidores de gasolina están a la expectativa de que se culmine el acuerdo sobre subsidios. Dicen que sin subsidios podrían importar directamente.

Gasolineras

Según Jorge Cajiao, de la Fedce, en el 2020 se verá cómo varias gasolineras salen de la red estatal de Petroecuador. Esto debido a que no logran un margen de utilidad bajo esa franquicia. (I)