Ramiro Garzón, presidente de la Federación de Industrias del Metal (Fedimetal), alertó ayer sobre la calidad de varillas que fabrica la Acería Xinlong S. A.

Mencionó que la empresa china está comercializando productos que no cumplen con la normativa ecuatoriana y que, a su juicio, ponen en riesgo la seguridad de la ciudadanía.

“En Ecuador nos preocupa porque nuestro país es sísmico, entonces ahí el acero sale de forma aleatoria y no garantizan la calidad”, dice Garzón, quien agregó que a través de quejas conocen que las varillas se comercializan en las provincias de Guayas y Manabí.

Garzón indicó que desde el 2018 ha denunciado a la acería china ante el Ministerio del Trabajo, Medio Ambiente y con el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae).

Publicidad

Señaló que los procesos actualmente están en Fiscalía.

Además, mencionó que se trata de una “competencia desleal” al no cumplir con el reglamento técnico.

La empresa Xinlong S. A. tiene denuncias por mal manejo de desechos, daño ambiental, por presunto lavado de activos, entre otras.

En tanto, la comunidad Roberto Astudillo, en Milagro, provincia del Guayas, se ha visto afectada por la presencia de la acería china, según indicó su abogado Paúl Desamblanc.

Contó que las afectaciones son por el mal manejo de desechos de la empresa.

“Para manejar la chatarra sucia hay que desprender todos los elementos que no son parte como el plomo, y lo han dejado botado cerca de una hacienda cacaotera”, señaló.

Desamblanc indicó que la acería aún opera a pesar de no contar con el permiso de uso de suelo, tras una sentencia de este año. Y señaló que estarán vigilantes. (I)