La piel es un órgano de absorción. Lo que pongas sobre ella puede llegar a los tejidos internos e incluso a la sangre. Limpiarla y protegerla del sol es muy importante, y es posible hacerlo con responsabilidad ambiental.

Toma conciencia

Cada producto que compras tiene un impacto ambiental y no solo por los empaques. Los ciudadanos debemos pensar en los recursos utilizados en la elaboración y distribución del producto, en los químicos que contiene y su impacto en el ecosistema; así como en la disposición final del empaque. 

Cuando nos bañamos o lavamos el rostro, los residuos de las cremas, jabones o lociones que usamos se van por el desagüe y, sin el tratamiento adecuado, sus químicos puede llegar a ríos u océanos y contaminar esos espacios. Por salud personal y ambiental, en general se recomiendan productos libres de parabenos, perfumes sintéticos, detergentes como el lauril sulfato de sodio, entre otros.

En las playas el problema es aún mayor, pues muchos de los protectores solares comerciales contienen oxibenzona y octinoxato, sustancias señaladas como dañinas para los corales y cada año unas 14 mil toneladas de protector solar terminan en los océanos del mundo, publicó American Chemical Society. Hawai y la República de Palaos, por ejemplo, ya prohíben el uso de bloqueadores solares con dichas sustancias. 

Publicidad

Pasa a la acción

  • Infórmate con especialistas.
  • Lee las etiquetas de los productos. Evita aquellos que contengan parabenos, benzofenonas, sultafo de sodio y perfumes sintéticos, oxibenzona y octinoxato. Estos dos últimos están presentes en muchos protectores solares comerciales y se considera que afectan a los corales. 
  • Usa gafas, gorras, sombreros o sombrillas. Si la exposición al sol es prolongada, se recomienda usar ropa elaborada con tejidos con fotoprotección.
  • Prefiere lo natural. El aceite de coco y de oliva son buenos desmaquillantes. El agua de arroz o de manzanilla pueden usarse para limpieza facial. Opta por protectores solares naturales, que usan minerales como óxido de zinc y dióxido de titanio, ya que no se absorben y por lo tanto no entran al torrente circulatorio.
  • Consume alimentos ricos en antioxidantes, así como vitamina C y A (betacarotenos). 

Los beneficios del sol sin dañar la salud ni el planeta

El sol tiene muchos beneficios para la salud, resalta la dermatóloga Blanca Almeida Jurado, especialmente para la inducción de la vitamina D, necesaria para la absorción del calcio, el correcto funcionamiento del sistema nervioso, muscular, metabólico, inmunitario, entre otros factores. Sin embargo, añade la doctora, los rayos solares también pueden producir efectos negativos como manchas, quemaduras, envejecimiento y, el más grave, cáncer cutáneo. 

Su consejo es aprovechar los beneficios de los primeros rayos del sol, hasta las 9:00, aproximadamente, durante 15 o 20 minutos como máximo. “A partir de esa hora, cualquier exposición debe ser con protección solar”, insiste. Además, recomienda el uso de protección solar aunque no haya exposición directa, pues estudios han determinado que la luz azul (emitida por focos LED, fluorescentes, pantallas de computadoras y teléfonos) también afecta a la producción de manchas y envejecimiento de la piel.

Ningún protector es 100% efectivo, dice la doctora Blanca. “Siempre explico a mis pacientes que el protector solar es solo una oportunidad de llegar a la sombra no una licencia para estar bajo el sol; sin embargo, hay situaciones en las que por deporte, trabajo o recreación nos exponemos más tiempo. En ese caso, recomiendo usar un producto por vía oral como el extracto de polipodium leucotomos (suplemento que es coadyuvante en la protección solar)”, comparte la especialista en dermatología. 

Recuerda también que es preferible evitar la exposición solar en horas de mayor riesgo (de 10:00 a 15:00), usar sombreros, gorras, sombrillas, gafas y, para exposiciones prolongadas, telas con fotoprotección. 

En consensos internacionales se considera que es necesario un Factor de Protección Solar (FPS) mínimo 30, dice la doctora Blanca, y menciona que ya se empieza a consolidar el uso de protectores solares naturales a base de minerales (óxido de zinc y dióxido de titanio) ya que no se absorben y por lo tanto no entran al torrente circulatorio. 

A este beneficio para la salud se suma un gran beneficio ambiental. Estos minerales no afectan a los corales, resalta José Antonio Gómez, cofundador de Pasol, una marca ecuatoriana de protector solar natural que utiliza estos componentes, además de mantecas y aceites esenciales naturales. 

Publicidad

Pasol se creó hace cuatro años y destina parte de sus ganancias a apoyar el proyecto Mingas por el Mar, que realiza limpieza de playas en todo el país. José explica que el compromiso ambiental de la marca va más allá del producto, que se distribuye en dos presentaciones ecoamigables (lata y cartón). Cuenta que aplican prácticas ecoamigables en todo el proceso, incluso para los envíos o distribución del producto se busca hacerlo en bicicleta. 

“Se vende a un precio competitivo y su valor radica en tomar conciencia de cuidar la salud, tal cual como se piensa en la comida, y además cuidar el ambiente”, resalta José.

Además de este producto, en mercados o ferias de productos ecoamigables en Ecuador se venden otras marcas de protectores solares naturales o bases de maquillaje con protección solar natural. 

Cuidado natural del cutis

Sobre la limpieza facial, la doctora Blanca recomienda realizarla 2 veces al día, en la mañana y en la noche. Aunque no se use maquillaje, es necesario retirar el polvo u otros productos que se quedan en la piel. Recomienda realizar la limpieza con agua y un producto natural o recomendado por especialistas, según las necesidades de cada paciente. 

¿Qué opina sobre los productos naturales para la limpieza facial? Ahora está muy de moda utilizar productos naturales con fines cosméticos, pero en realidad algunos de ellos han sido utilizados por siglos, responde. La ventaja de estos métodos es que son frescos, sin preservantes y con el sello de garantía de no contaminar la naturaleza. 

“El aceite de coco y de oliva se utilizan en pieles secas y descamativas, pues tienen efecto emoliente. Para las pieles grasas o con tendencia al acné o manchas oscuras, es recomendable el agua de arroz (naturalmente rica en ácido kójico, con efecto blanqueador), pues tiene un efecto astringente que beneficia a este tipo de pieles. Para los cutis más sensibles se recomienda agua de manzanilla”, explica y recuerda que existen pieles tan sensibles que incluso pueden tener reacciones alérgicas a estos productos.

Fátima Cañizares, licenciada en enfermería y especialista en cosmetología, recomienda también remojar ojuelas de avena durante toda la noche y usar el agua para como un tónico hidratante. A través de su emprendimiento Vive Kalospi, ella comparte consejos de cosmética natural.

Eliepi Pérez, del emprendimiento de cosmética y productos de higiene personal Munai Ki, resalta que no se dejen engañar por el anuncio de ciertos productos que dicen ser "libres de parabenos", porque pueden tener otras sustancias igual de dañinas. Invita a informarse de manera adecuada y buscar productos naturales.

Crea el hábito

Empieza poco a poco. Ten presente esta información para tu próxima compra de productos. Es más fácil de lo que crees, vamos a convertir nuestro universo en un EcoUniverso. (F)