Al menos un policía queda aún retenido por una comunidad en la Amazonía, dijo esta mañana la ministra de Gobierno María Paula Romo durante la evaluación de la larga jornada de protesta que vivió Ecuador hasta la noche del último domingo.

A las cifras presentadas por la Defensoría del Pueblo sobre los fallecimientos durante las protestas, la funcionaria expresó que tras investigaciones pueden establecer seis personas fallecidas; sobre uno de los mencionados al parecer existe un nombre repetido. Y, otro de los reportados fue llevado al hospital por su hermano y se ha determinado por la Policía que en ese sector no sucedieron eventos violentos.

La secretaría de Derechos Humanos con la Defensoría del Pueblo junto a un equipo del ministerio de Gobierno, validarán las cifras de heridos y fallecidos, durante los 11 días de protestas en contra de la eliminación del subsidio a los combustibles, anunció la funcionaria.

Seis muertos

Publicidad

Los fallecidos son Marco Oto y José Chaluisa, quienes cayeron de manera accidental de un puente; Inocencio Tucumbi, quien murió por una caída de dos metros de altura; Silva Mera, quien murió en un accidente de tránsito; Abelardo Caisaguano en iguales circunstancias; y Ángel Chillpe, que fue arrollado.

Romo dijo que hay una persona, José Chaluisa, incluida en la lista de la Defensoría del Pueblo, cuyo nombre no se lo encuentra en ningún reporte. Presume que podría tratarse de un nombre repetido.

Además una persona de apellido Mosquera. En este caso la muerte fue por arma y no se produjo en los sectores de los enfrentamientos. Este hecho está en investigación fiscal.

Heridos y detenidos

Romo indicó que no hay denuncias sobre desaparecidos durante las protestas.

De la cifra de heridos un tercio ha sido elemento policial, señaló Romo. Hay 435 servidores policiales heridos a nivel nacional. 

Publicidad

Según un último informe preliminar de esa secretaría de Estado, hubo 1.330 detenidos, incluidos 57 extranjeros. 

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo hubo 1.192 detenidos, hasta el domingo 13 de octubre.  Romo señaló que la gran mayoría fueron liberadas dentro de las primeras 24 horas.

Además se atendió a 1.507 personas en los servicios de salud pública. La atención en su mayor caso fue ambulatoria sin que requieran hospitalización.

María Paula Romo dijo que grupos antisociales quemaron 108 patrulleros y 7 motos; destruyeron 26 Unidades de Policía Comunitaria y 1 de Vigilancia Comunitaria.

Pidieron renuncia

En relación al uso de bombas lacrimógenas en las inmediaciones de las universidades que acogieron a los indígenas, expresó que no hubo instrucción de usar ese material. 

Sobre el pedido de su dimisión que hicieron los dirigentes indígenas, dijo que no lo ha puesto a disposición del presidente Lenín Moreno porque su cargo está siempre sujeto  a la decisión del mandatario, al igual que el de todos los funcionarios de libre remoción.  (I)