Esta noche una nueva muerte ocurrió al interior del Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi.

Según testigos, el interno que falleció era conocido con el alias “Gato” y habría estado en el pabellón de máxima seguridad A. Este deceso se produce en medio del estado de excepción que rige a nivel nacional para todos los centros carcelarios del Ecuador. 

El movimiento en el CRS empezó alrededor de las 20:30 cuando ingresó el vehículo de criminalística para retirar el cadáver. A las 23:00 salió con dirección al centro forense para la debida necropsia y así poder determinar las causas de la muerte del privado de la libertad. 

A esa misma hora ni la fiscal de turno, Rocío Polo, ni el jefe de la Dinased en el Azuay, Juan Carlos Ruales, hablaron del caso  y que este miércoles sus superiores informarían al respecto. 

A pesar del hecho violento las actividades en el exterior eran aparentemente normales: los militares revisaban a los guías, policías y personal administrativo que ingresaban para cumplir sus actividades como un primer filtro de seguridad. 

También se observó a agentes policiales del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), que estuvieron ahí aproximadamente a las 21:30. 

La última muerte de un reo al interior del CRS fue el domingo 12 de mayo cuando un interno del pabellón Tomebamba que participaba de una golpiza a otro compañero cayó tendido en el patio del pabellón tras recibir el impacto de un gas lacrimógeno de dotación policial en su cabeza. El policía implicado fue sobreseído. 

El lunes pasado se registró un amotinamiento en el Centro de Rehabilitación Zonal Cotopaxi y tuvo su origen en la supresión de visitas, en la supuesta mala calidad de la comida y falta de agua potable, además de presuntos malos tratos por parte de los policías, según versiones de familiares. 

Dicho amotinamiento dejó como saldo dos reos fallecidos. (I)