(Actualizado a las 20:30)

El Banco Central del Ecuador informó que, 19 años después de la implementación de la dolarización, por primera vez se traerá una remesa de billetes de dos dólares al país. En el futuro, si la demanda por este billete crece, el BCE considerará nuevas importaciones.

Esta denominación estará disponible para uso de la ciudadanía desde el martes 30 de abril, exclusivamente en las ventanillas del BCE que se encuentran en la Plataforma Gubernamental de Gestión Financiera (Amazonas y Pereira, en Quito). 

El BCE informó que en el anverso del billete de dos dólares se encuentra la imagen de Thomas Jefferson, el tercer presidente de los Estados Unidos, entre los años 1801 y 1809. En el reverso, en cambio, está una representación de la Declaración de la Independencia de dicho país, elaborada por el asistente de George Washington y pintor, John Trumbull. Esta denominación se imprime desde 1862.

Publicidad

Características de un billete de dos dólares

En cuanto a las características físicas del billete de dos dólares, que el ciudadano debe tomar en cuenta, sobresalen dos:

El Banco Central del Ecuador pidió a la ciudadanía familiarizarse con esta nueva denominación, utilizando el servicio de canje de monedas y billetes en las ventanillas de la Plataforma Gubernamental de Gestión Financiera en Quito. En la mañana del próximo miércoles estarán en el lugar técnicos del BCE, quienes atenderán a los medios de comunicación.

Este billete no tiene una gran difusión en Estados Unidos y  por ello se ha generado una serie de creencias sobre este, como –por ejemplo– que quien tiene un billete de este tipo tendrá suerte.

Así, por ejemplo, en redes sociales se puede apreciar que hay en venta estos billetes, por valores mayores a los que realmente representan. El precio de venta va entre $ 4 y $ 15 por billete. Quien los compra  busca coleccionarlos.

En cambio, en Ecuador, el  BCE busca que la ciudadanía se familiarice con esta moneda y le dé un uso extendido. Por ello, ha decidido primero entregarla por las ventanillas del BCE que se encuentran en el edificio de la Plataforma Financiera.

En el futuro, si la demanda por este billete crece, el BCE considerará nuevas importaciones. (I)