Casi 200 ciudadanos colombianos estaban hasta este domingo solo en la parroquia Palma Real, en San Lorenzo, Esmeraldas, frontera con Colombia. Ellos eran parte de las familias que en las últimas horas decidieron huir de sus tierras por los enfrentamientos entre grupos irregulares que se habrían dado en el país vecino.

Pero no eran los únicos. Las autoridades confirmaron el sábado último que 150 familias colombianas fueron desplazadas a Ecuador por el enfrentamiento armado en ese país.

A esta cifra habría que sumarle los hogares que llegaron por vía fluvial en las últimas horas, según dirigentes y habitantes de estas localidades, y las 124 familias que arribaron hasta el puerto de San Lorenzo y que fueron acogidas en la casa parroquial de esta ciudad fronteriza, se indicó.

El enfrentamiento entre grupos irregulares en Colombia sería por el control de territorio en la localidad de Santo Domingo, Departamento de Nariño (Colombia). La primera acción fue reportada el jueves 28 de febrero.

Publicidad

Tras eso, una dirigente de San Lorenzo indicó que 23 niños, 8 hombres y 13 mujeres fueron los primeros en viajar en lancha desde el puerto fluvial Candelillas de la Mar (en Colombia), ubicado a unos 20 minutos de Palma Real y fueron recibidos por el presidente y pobladores de esta localidad.

Del último reporte de los habitantes, conocido hasta el cierre de esta edición, se indicaba que eran 193 ciudadanos colombianos solo en Palma Real. De estos, 55 eran niños de entre 0 y 12 años y 29 adolescentes, de entre 13 y 18 años. También, 12 adultos mayores y 4 personas con discapacidad.

La información de las primeras 150 familias desplazadas la confirmó, el sábado último, Gustavo Acosta, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Esmeraldas.

En San Lorenzo, la Defensoría del Pueblo y organismos de ayuda humanitaria atienden a los extranjeros.

Se cree que la cifra de familias colombianas desplazadas a Ecuador pueda aumentar en los próximos días.

Esto mientras uniformados de las tres ramas de las Fuerzas Armadas reforzaron el control de personas y de embarcaciones que circulan por los ríos de la frontera norte y en la provincia de Esmeraldas, se indicó.

También se intensificaron los operativos militares que se realizan por tierra. Control de armas, municiones y explosivos realizan más de 300 militares en la frontera norte durante este feriado de carnaval.

Desplazados

Entre enero y abril del 2018, unas 700 familias de Mataje, El Pan, Corriente Larga, Labores, Nuevo Mataje y otros fueron también desplazadas por incidentes en la frontera colombiana. Ahí se dijo que fue porque operaba el grupo armado Oliver Sinisterra, dirigido en ese entonces por Walter Arizala, alias Guacho.En San Lorenzo se estima que residen unas 30.000 familias colombianas cercanas al límite político internacional. (I)