El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este martes que su gobierno mantiene su política de no intervención sobre la crisis en Venezuela, luego de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó a México a reconocer al venezolano Juan Guaidó como mandatario de ese país.

López Obrador reiteró su llamado a las partes en conflicto a sentarse a dialogar para buscar una "salida pacífica" a la crisis del país sudamericano, pidió no politizar el tema de la ayuda humanitaria y sugirió acudir a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Cruz Roja para atender ese asunto. (I)